En 11 meses, Sistema Penal Acusatorio redujo sólo 6.4% el número de internos

4 julio 2016 6:00 am

La aplicación del nuevo Sistema Penal Acusatorio en la Ciudad de México arrancó hace 11 meses con los delitos no graves o aquellos que se siguen con querella y durante ese periodo apenas lograron reducir 6.4% la población penitenciaria.

Esto a pesar de que uno de los principales objetivos de este sistema de justicia es que menos personas pisen la cárcel para así reducir el número de reclusos, sobre todo en aquellos casos donde se cometen, precisamente, delitos menores, los cuales representan 40% del total de delitos cometidos en la Ciudad de México.

Para enero de 2016 entró en vigor la segunda parte del sistema penal en delitos graves con sentencias menores a los cinco años –35 % más del total delitos–, lo que significó que el nuevo modelo de justicia aplicaba para un total de 65% de los delitos.

Según las autoridades ministeriales, a través de diversos informes y entrevistas con servidores públicos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCM), dicho porcentaje representaba 66 % de toda la carga de trabajo de crímenes cometidos en la capital del país, para dirimirlos  a través de la oralidad.

Asimismo, el pasado 16 de junio se decretó la entrada en vigor del 100% del nuevo Sistema de Justicia Penal, donde ya se incluían los todos los crímenes, con el 35 % restante para los delitos graves que se persiguen de oficio, como el homicidio, robo con violencia, secuestro, extorsión, violación, trata de personas, narcomenudeo, entre otros.

De todos estos tipos penales de los que tenía conocimiento el Ministerio Público bajo el esquema del NSJP, 99% se resolvía a través de los medios alternativos para la solución de controversias; el juicio abreviado, la medicación, la medidas caucionales, entre otras y sólo se judicializaba 10 %.

Con base en informes judiciales sobre la implementación del NSJP en la Ciudad de México, al que tuvo acceso El Big Data Mx, de junio del 2015 hasta abril del 2016 la Procuraduría de Justicia capitalina envió ante el juez 8 mil 612 carpetas de investigación, de ellas, sólo 53 llegaron  juicio oral, el resto se resolvió en la etapa inicial e  intermedia, ambas ante el juez de control; aunque en  264 asuntos se determinó la acción privativa de la libertad.

Asimismo, sólo se solicitaron 598  acuerdos reparatorios (reparación del daño a la víctima) y 136  procedimientos abreviados; pero se decretaron 7 mil 225 medidas cautelares (principalmente fianzas, acudir a firmar al juzgado, no abandonar el domicilio, no abandonar el territorio capitalino, brazaletes, entre otras restricciones).

Durante este periodo el juez declaró en 5 mil 471 casos de legal la detención, y en 364 asuntos de no legal; hubo 989 carpetas sobreseídas, y se declaró la suspensión condicional del proceso en 3 mil 019 casos.

Mientras que 356 carpetas llegaron a etapa intermedia del juicio, pero de ellas, sólo 53 terminaron en juicio oral; donde se decretaron 70 sentencias condenatorias, y sólo tres absolutorias, cabe subrayar en este punto, que sólo en mayo y abril se otorgó la absolución, con tendencia a la alza.

Dichas cifras no se han visto reflejadas en el número de personas que ingresan a las cárceles capitalinas, pues del enero del 2015 a julio del 2016, sólo se redujo la población penitenciaria en 12%, al pasar de 39 mil 289 a 34 mil 532.

Entre junio del año pasado y abril del presente, de donde se toma la muestra del informe judicial, en esos 11 meses la población penitenciaria sólo tuvo un decremento del 6.4 %.

Mientras tanto, al primero de julio hay una población de 34 mil 486 internos con tendencia a la baja, y en los primeros 15 días de la aplicación total del NSJP en la capital, se ha registrado una disminución de 403 ingresos, 26 por día, 1.2%.

El presidente del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México, Edgar Elías Azar, aseguró que la escasa judicialización de las carpetas de investigación, se debe a que el NSJP está funcionando a través de las diversas alternativas de solución  de controversias.

“El proceso judicial tiene que ser el caso de excepción no la regla general como es hasta ahora, o sea la noticia va a ser: “ah un proceso, ¡se va a abrir un proceso!”, esa debiera ser la noticia, pues estamos acostumbrados a ver miles de ellos todos los días”, dijo el funcionario.

Comentarios