Crece Metrobús sin control; olvidan 5 delegaciones

13 febrero 2018 6:00 am

La infraestructura y rutas del sistema Metrobús es la que con mayor ímpetu ha crecido en los últimos 11 años, aunque no de forma equitativa.

Tan así, que al menos cinco de las 16 delegaciones capitalinas no tienen un solo kilómetro de BRT (Bus Rapid Transit). Magdalena Contreras, Milpa Alta, Xochimilco, Cuajimalpa y Tláhuac permanecen fuera del foco del crecimiento que ha tenido el sistema en las últimas dos administraciones locales.

Desde el 19 de junio de 2005, cuando inauguraron la primera etapa de la Línea 1, de Indios Verdes a Doctor Gálvez por avenida Insurgentes, este servicio suma 125 kilómetros en operación, tanto de carriles confinados como preferenciales, compartidos con el tránsito regular.

Su crecimiento sigue. En la recta final de construcción se encuentran los 20 kilómetros de la Línea 7, la que será, hasta ahora, la más moderna de la red. Adicional a ésta, en el suroriente de la capital avanzan los trabajos para ampliar la Línea 5 de la terminal San Lázaro hasta la Glorieta de Vaqueritos, por el Eje 3 Oriente.

Ambos corredores no tienen fecha de apertura; sin embargo, cuando los dos ya estén en operación, la red de carriles confinados y estaciones de Metrobús sumará 160 kilómetros y se coronará como el sistema BRT más extenso de América Latina.

Para mediados de 2019, la red alcanzará ocho veces respecto al total de kilómetros con los que arrancó operaciones en avenida Insurgentes.

Pero el crecimiento en número de kilómetros no es igual a cobertura. Si bien la infraestructura ha crecido poco más de 600% en los últimos 12 años, la cobertura por delegaciones lo hizo apenas a una tasa de 16.5% entre 2005 y 2012, año en el que Metrobús sumó por última ocasión una delegación que no tenía este servicio de transporte público.

El crecimiento no ha sido parejo. Su expansión se ha enfocado en las regiones centrales de la capital que concentran los corredores financieros y laborales.

Mientras las delegaciones Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero tienen cinco líneas cada una, Álvaro Obregón, Coyoacán, Tlalpan, Iztacalco e Iztapalapa tienen solamente una cada una, lo que tampoco significa que Metrobús dé cobertura a toda la delegación.

Diseño deficiente

La cobertura y accesibilidad a las redes de transporte es fundamental para la movilidad de la ciudad. De acuerdo con Xavier Treviño, especialista en movilidad urbana, un parámetro ideal es que cada habitante viva de 800 a 500 metros de distancia de una estación de transporte público.

“Si lo planteamos, Iztapalapa sale muy mal. Tláhuac porque tiene Línea 12, pero ¿qué pasa con las personas que viven más lejos? Tienen que buscar vehículos que no están integrados a la red, que son necesarios, pero que no están integrados”, agregó el experto en entrevista con El Big Data.

El Metrobús no es el único medio de transporte en la ciudad que no ha empujado una integración con otros sistemas, el resto de los servicios troncales y alimentadores quedan fuera, ya sea porque no conectan físicamente o porque no hay integración tarifaria, de forma de pago y operación.

Treviño agregó que por la forma en cómo se mueve la demanda de viajes, la prioridad de crecimiento debería estar en las delegaciones del sur y del oriente, pero principalmente que conecte con el Estado de México.

Para atender éstas y otras delegaciones que no cuentan con Metrobús, el especialista consideró que no es necesario copiar el modelo base de la Línea 1, con demandas diarias de 100 mil pasajeros, sino adaptar los corredores con carriles preferentes y parcialmente restrictivos a las necesidades geográficas y urbanas de cada demarcación.

 

el big data mx, big data, Metrobus_rutas

Foto: José Luis Villa

Delegaciones en el olvido

La expansión de los corredores de Metrobús ha dejado fuera a por lo menos una tercera parte de los territorios delegacionales: Magdalena Contreras, Milpa Alta, Xochimilco, Cuajimalpa y Tláhuac.

Para sus habitantes, las opciones son servicios concesionados: microbuses, vagonetas y autobuses; otros locales, como los bicitaxis, medianamente regulados, o mototaxis, un medio prohibido, y, en el caso de Tláhuac, algunas zonas son beneficiadas por la Línea 12 del Metro.

 

En esas cinco delegaciones habitan 1.3 millones de personas, de acuerdo con el último censo poblacional realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía  (Inegi). Son capitalinos que sólo indirectamente son beneficiados por los servicios de Metrobús, pero para poder llegar a él, tienen que realizar hasta cuatro tramos distintos de viaje.

Pero incluso en las delegaciones en las que Metrobús sí opera, la expansión y cobertura no es equitativa. Los 1.6 millones de habitantes de Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc son los que resultan más beneficiados con este sistema.

Por las principales vialidades de esas demarcaciones operan cinco líneas de Metrobús, en cada uno de sus territorios. Le sigue Benito Juárez, con 417 mil habitantes, por la que circulan autobuses de tres líneas. Con dos líneas están Venustiano Carranza, Miguel Hidalgo y Azcapotzalco.

Finalmente, las delegaciones Álvaro Obregón, Coyoacán, Tlalpan, Iztacalco e Iztapalapa, cubiertas por una ruta de Metrobús. Por sus territorios,  el servicio BRT cruza como hilos entre decenas de kilómetros cuadrados que se alejan de los corredores de transporte masivo articulado.

Delegaciones privilegiadas

El crecimiento de Metrobús ha privilegiado a las colonias del centro de la capital, en las que, en las últimas décadas, se ha experimentado un vertiginoso crecimiento inmobiliario. Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo concentraron en 2017 a este sector.

 

Colonias como Roma, Condesa, Cuauhtémoc, Juárez, Tabacalera, Santa María la Ribera, todas en el foco del crecimiento urbano y con altos costos de vivienda –además de que todas ubicadas en la delegación Cuauhtémoc–, son atravesadas por la Línea 1 del Metrobús, que corre de Indios Verdes al Caminero.

El Centro Histórico, también en la delegación Cuauhtémoc, dotado de por lo menos seis estaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, cuenta con el servicio de la Línea 4 desde abril de 2012. Esta línea fue adecuada para operar acorde a las características urbanas del primer cuadro de la capital.

Benito Juárez es la otra delegación central que también cuenta con una infraestructura robusta. Por su territorio circulan autobuses de las líneas 1, 2 y 3. Destaca el caso de la Línea 1, la cual cubre las necesidades de viaje en la parte centro y sur del corredor financiero y laboral de avenida Insurgentes.

También cuenta con dos servicios perpendiculares con las líneas 2 y 3, que atienden las necesidades de viaje de la zona comercial y habitacional de las colonias Del Valle, Narvarte y Álamos, además de conectar con vialidades importantes como Eje Central y calzada de Tlalpan, por las que se accede al centro, norte y sur en servicios masivos y articulados de transporte público.

Si se considera que la ruta más extensa es la de avenida Insurgentes, que atraviesa la ciudad de norte a sur, se podría decir que sólo la Línea 4 es similar en su extensión, mientras que las líneas 3, 5 y 7, esta última aún en construcción, apenas suman entre una tercera parte y la mitad de los kilómetros totales de la Línea 1. Las líneas 2 y 6 son más similares con 20 kilómetros cada una.

Foto: El Big Data/ José Luis Villa

Proyección ideal

Para consolidar la red de BRT en la Ciudad de México sería necesario que al término de este año estuvieran en servicio 277 kilómetros. El déficit por el momento, considerando la Línea 7, sería de 137 kilómetros o 50% de la meta ideal.

La cifra fue calculada por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), el cual planificó un crecimiento sostenido con 10 rutas a un ritmo de 30 kilómetros anuales hasta 2018.

El proyecto planteó la construcción de rutas hacia las delegaciones que no han sido atendidas, lo que mostró que llevar Metrobús a esas zonas de la ciudad es posible.

Una ruta planteada cubriría Tacubaya-Santa Fe, en un corredor de 35 kilómetros; otra, Bordo de Xochiaca-Vaqueritos, por el Periférico Oriente. En diagonal por el centro de la ciudad, una más de El Rosario a Xochimilco, Casco de Santo Tomás a La Paz, por el Eje 1 Norte; Barranca del Muerto a Taxqueña por Miguel Ángel de Quevedo, San Antonio a Santa Marta, por el Eje 5 Sur, por citar algunas.

Con estas, el ITDP calculó que el radio combinado de cobertura y accesibilidad entre Metro y Metrobús crecería 2 kilómetros y atendería a por lo menos dos millones de usuarios nuevos.

Comentarios