Bomberos CDMX ‘pierden’ todos los comprobantes de gastos de 8 años

Alfredo Páez
septiembre 13, 2018

Por increíble que parezca, los comprobantes de las adquisiciones que realizó el Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México en los últimos ocho años simplemente desaparecieron.

Tan sólo en la actual administración los bomberos recibieron un total de cinco mil 839 millones 318 mil 239 pesos por parte del Gobierno capitalino, pero ni la Oficialía Mayor, ni la Contraloría de la Ciudad tienen registro del uso que se le dio a este recurso.

El argumento es que toda esta documentación se encontraba en uno de los edificios que resultó dañado por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Esta casa editorial solicitó a través de la plataforma de transparencia las compras que realizó la corporación de 2010 a la fecha en cuanto a vehículos de emergencia y patrullas, uniformes, equipo de protección y otros aditamentos de los vulcanos; sin embargo, la institución dijo que no contaba con los contratos.

Mediante las respuestas de transparencia con números de folio 0309000014718, 0309000014818, 0309000015018, 0309000014918, el subdirector de recursos materiales y servicios generales, Jesús Mabel Vázquez Abarca, quien se ostenta como segundo superintendente de la institución, dijo que toda la información se perdió durante el terremoto del años pasado.

“No es posible enviar copias de los contratos debido a que la información de años anteriores se perdió durante el colapso estructural que sufrió el edificio donde se encontraban ubicadas las oficinas administrativas durante el sismo del 19 de septiembre de 2017 y no fue posible rescatar archivos físicos ni electrónicos, lo que hago de su conocimiento para efectos legales y administrativas a que haya a lugar.

“Cabe hacer mención que dicha situación se hace constar mediante el acta Circunstanciada de fecha 05 de Octubre del 2017, así como la denuncia de hechos con número de carpeta de investigación CI-FEDAPUR/A/UI3C/D/01525/09-2017”, se lee en cada una de las respuestas de transparencia.

Aunque esta casa editorial solicitó vía transparencia todas las adquisiciones de los bomberos a la Contraloría General de la CDMX, a cargo de Eduardo Rovelo, y a la Oficialía Mayor, encabezada por Jorge Silva, las dependencias siempre remitieron los oficios al Heroico Cuerpo de Bomberos sin atender el requerimiento.

Foto: Big_Data/José_Luis_villa

Un vacío en plena transición

Para Guillermo Garduño, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), los contratos de adquisiciones deben de tener un respaldo electrónico en resguardo del Gobierno de la Ciudad de México.

Incluso, consideró, de no contar con los contratos y facturas de compra, la dirección del Heroico Cuerpo de Bomberos, a cargo de Jorge Cortés Miranda, podría enfrentar cargos penales.

“Estamos en una era digital y se supone que toda esa información debe de resguardarla la Contraloría de la Ciudad, más aún en una etapa de transición del Gobierno.

“Son necesarias para llevar a cabo auditorías sobre lo que tiene y las carencias dentro del Cuerpo de Bomberos, si no tienen los contratos, el director de la institución puede enfrentar un proceso penal por desvío de recursos”, dijo Garduño.

El Cuerpo de Bomberos únicamente hizo públicos cuatro contratos que celebró en 2017, después del sismo, con tres empresas distintas; sin embargo, éstos carecen de datos esenciales para realizar una compra como la marca y modelo de los productos.

En el contrato HCBDF/004 BIS/2017 celebrado con la empresa “El Palacio del Rescatista”, cuyo apoderado legal es Stefan Robert Haring Bolivar, se compraron mil juegos de equipo de protección personal para bomberos.

Los equipos constan de pantalón, chaquetón, capucha y casco, cuyo precio fue de 63 millones 508 mil 782 pesos, aunque el contrato realiza una descripción puntual del equipo en ningún lado aparece la marca y modelo de las prendas.

Para el investigador de la UAM, Guillermo Garduño, la falta de estos datos en las adquisiciones abre la puerta a que hayan comprado equipos a un menor precio para hacerlos pasar a un costo mayor.

Mediante el contrato HCBDF/003 BIs/2017 la corporación compró a la empresa “Comercializadora H15”, cuyo representante legal es Alejandra de Yta Ortiz, un total de dos mil pantalones tipo comando y dos mil suéteres para bombero, cuyo precio fue de nueve millones 719 mil 292 pesos.

En el contrato no se detalla la marca ni modelo de ambas prendas; sin embargo, el precio por el pantalón fue de mil 293 pesos, mientras que cada suéter costó dos mil 895 pesos.

Bomberos consultados por esta casa editorial advirtieron que los precios estaban inflados, pues en las tiendas donde se vende equipo de protección al menudeo puede encontrarse cada prenda a una cuarta parte de lo que pagó el Cuerpo de Bomberos.

“Yo me compré un suéter mucho mejor que el que nos entregaron y me costó ochocientos pesos, no es posible que un suéter de pésima calidad, que no nos sirve para hacer nuestro trabajo, cueste más de dos mil 800”, dijo un vulcano, quien pidió omitir su nombre por miedo a represalias.

Los dos contratos restantes se celebraron con la empresa Ecatepec SA de CV, cuyo representante legal es Luis Manuel Castillo Salazar, a quien le compraron 21 camionetas y tres vehículos.

Con dicha empresa se celebró el contrato HCBDF/LPNFIES/012/2018 para la adquisición de 20 camionetas utilitarias y equipadas con bomba de agua, por un total de 29 millones 761 mil 424 pesos, con IVA.

Nuevamente, en ninguna parte del contrato se menciona la marca, modelo y año de los vehículos, por lo que no se puede saber qué compró con exactitud la corporación.

Bomberos que prefirieron omitir su nombre relataron a esta casa editorial que la institución adquirió hace seis meses al menos 10 camiones de la marca alemana MAN, los cuales presumen que son usados.

De acuerdo con los vulcanos, los camiones ya comenzaron a descomponerse y necesitan refacciones de forma constante.

“Son vehículos que tienen bombas para incendio con compartimientos para agua, el principal problema es que no desfogan, no avientan el agua a presión, a pesar de que según son nuevos arrojan mucho humo y su velocidad máxima es de 60 kilómetros por hora.

“Hasta los camiones más viejos que tenemos corren más rápido que estos supuestamente nuevos, nos hemos dado cuenta de que son modelos viejos porque los buscamos en Internet”, relató un bombero.

El otro contrato que celebró la corporación con la firma Ecatepec SA de CV fue por la adquisición de tres vehículos tipo Sedán Ford Fusión 2017 S, los cuales serían usados como patrulla y fueron habilitados como tal, también se compró una camioneta Ford Explorer 2017 Sport que sería usada como patrulla utilitaria.

Fuentes de esta casa editorial informaron que la camioneta es usada por el director del Heroico Cuerpo de Bomberos, Jorge Cortés, como vehículo particular, además de que las otras patrullas son usadas por otros directivos.

El Big Data solicitó a la Contraloría de la Ciudad copias de otras adquisiciones y datos específicos de las compras en los contratos anteriores, pero no hubo respuesta.

El dato

La dirección del Cuerpo de Bomberos está a cargo de Jorge Cortés Miranda, quien es señalado por los vulcanos como subalterno del líder sindical Ismael Figueroa, ex candidato por la coalición Por la CDMX al Frente al distrito 11 local.

Comentarios