[VIDEO] Marco Antonio Sánchez cuenta qué ocurrió durante su desaparición

Fotos: Especial

El estudiante estuvo internado durante meses en el cuarto de un hospital psiquiátrico para recuperarse de los daños que sufrió por parte de las autoridades.

Marco Antonio Sánchez Flores, el estudiante que fue victima de una detención arbitraria el 23 de enero de 2018, ofreció su testimonio para narrar lo que sucedió instantes previos a su arresto y los días que deambuló por las calles del municipio de Naucalpan en el Estado de México hasta que lo encontraron.

Sonriente y aparentemente recuperado de las secuelas de la violencia que recibió por parte de distintos agentes de la policía, Marco afirma que el día que lo desaparecieron iba a visitar  el museo Soumaya en Polanco.

Mientras aguardaba, junto a un amigo, cerca de la estación del Metrobús El Rosario, dos policías los interceptaron y se dirigieron al estudiante para pedirle su celular.

Por lo que él corrió hacia la estación para solicitar ayuda y ahí lo alcanzaron los policías.

«El que iba a pie me alcanzó y me tiró al piso y en el piso me empezó a forcejear. Yo me defendí y le solté una patada a uno de los policías y le bajé una parte del casco. El que tenía enfrente se levantó el casco y ¡pum! me dio un cabezazo», contó el joven de 18 años.

Foto: Especial

Tras la agresión, a Marco Antonio lo esposaron y lo subieron a una patrulla en la que lo mantuvieron «dando vueltas».

El joven afirma que en ese trayecto, los policías responsables de su arresto discutían al interior del auto si se lo llevaban o no; sin embargo, Marco confiesa que a partir de ese momento sus recuerdos son difusos.

Después de su localización el 28 de enero, el estudiante fue diagnosticado con un cuadro de delirio mixto, discurso desorganizado, irritable y con fluctuaciones de un estado de alerta por la tortura que vivió.

Te sugerimos: Marco Antonio Sánchez, estudiante de la UNAM sí fue víctima de desaparición forzada, confirma tribunal

De acuerdo a la entrevista ofrecida por el joven al periódico El País, la policía lo lastimó en cuatro ocasiones y estuvo, al menos, en tres patrullas diferentes.

Hasta que lo bajaron y caminó hacia el Colegio de Ciencias y Humanidades CCH Azcapotzalco.

A ese punto, Marco recuerda que ya no llevaba nada de sus pertenencias: llaves, dinero y celular.

«¿Dónde estaba? No sé. ¿Qué estaba haciendo? Caminando y conociendo lo más bajo de la ciudad y de las personas. Yo no escogí que me subieran a la patrulla, no escogí que me desaparecieran… No dependió de mi», declaró el estudiante.

Habituado a caminar largos trayectos y en shock por lo que había sucedido, el estudiante caminó con la idea de que podía llegar a casa y no se detuvo a pedir dinero ni ayuda.

«Tenía los pies destrozados de tanto caminar», confesó

Entre remembranzas abrumadoras y destelleantes de paisajes del Oriente de la ciudad, Marco afirma le ha costado mucho trabajo poder dar sentido a lo que sucedió.

Finalmente, el joven afirma que tras esa experiencia ahora valora más su vida y espera que algún día el caso se olvide y que no lo conozcan por ser el chico que se perdiósino por el que hace muy buenas canciones.

Con información de El País.

Leer más del tema:

Diagnostican con delirio mixto a Marco Antonio Sánchez

[VIDEO] Encuentran con vida a Marco Antonio Sánchez Flores en Edomex

Marco Antonio afirma que los policías sí lo golpearon

KVG

TE INTERESA