Los muertos invisibles: INM pierde pista a cadáveres de migrantes

Las autoridades mexicanas reconocen que no existen protocolos para evitar la desaparición de los migrantes en su paso por México.

Ser migrante en tránsito en México y morir es igual a desaparecer.

México es el principal país de paso para personas que migran a Estados Unidos, la nación con mayor cantidad de migrantes en el mundo y, pese a ello, no cuenta con protocolo alguno de actuación, seguimiento, registro ni repatriación de quienes mueren en su intento por cruzar la frontera norte.

De los últimos dos sexenios, el Instituto Nacional de Migración (INM) únicamente cuenta con registros de 2013 a la fecha, en los que quedaron asentados los fallecimiento de 20 personas en estaciones migratorias y de los cuales no se tiene registro sobre el paradero de sus cuerpos.

Foto: Especial

Leer más: [VIDEO] Migrantes centroamericanos tramitan actas falsas en Santo Domingo CDMX

La información fue confirmada a través de una respuesta a solicitud de información hecha al INM, en la que señala que no existe «como tal» un protocolo oficial de actuación en caso de muerte de algún migrante.

«Sin embargo, se da vista de manera inmediata al Ministerio Público, se notifica al consulado de la persona fallecida, se realiza la necropsia para conocer las causas del deceso y se gestiona la repatriación del cuerpo», señaló la dependencia, en el oficio entregado el 7 de junio.

Sin embargo, este protocolo sólo funciona en caso de quienes fallecen en estaciones migratorias. Del resto: de las personas migrantes en tránsito, no se tiene registro alguno.

No existen datos del número de migrantes en tránsito que han fallecido en el país. Según estimaciones del Movimiento Migrante Mesoamericano en los últimos 10 años pudieron haber desaparecido hasta 70 mil en territorio nacional, de los que además se desconoce si murieron o fueron asesinados.

Foto: Miguel Soria / EBD

Foto: Miguel Soria / EBD

Según un informe de la Secretaría de Gobernación (Segob) del primer cuatrimestre del año, la mayoría de los migrantes indocumentados provienen de Centroamérica, de países como Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua. Otros más provienen de países caribeños como Cuba, Dominicana y Haití.

En menor proporción, se ha documentado el intento de cruce de africanos originarios del Congo, Camerún, Angola y Eritrea, además de asiáticos provenientes de India, Blangadesh y Nepal.

-Los muertos invisibles-

Hay madres centroamericanas que, tras enterarse de la muerte de sus hijos, sólo esperan la repatriación del cuerpo.

Verles, aún sin aliento, es la última certeza que pueden tener del destino de sus familiares. Pero hay quienes, al abrir el ataúd proveniente de México han encontrado el cadáver de otra persona, incluso de otro sexo. Eso, o hasta arena.

«Los grupos de madres nos cuentan cosas terribles. Les mandan féretros con arena en lugar de cadáveres… nadie tiene mucha confianza de que realmente están enterrando a la persona que perdieron», dijo en entrevista Marta Sánchez Soler, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano.

«También se ha registrado el envío de cuerpos de otra nacionalidad. En 2010, tras la masacre de San Fernando, mandaron cuerpos a Honduras que eran de Brasil. Hasta que las familias abrieron los ataúdes, ahí se dieron cuenta de que enviaron cuerpos equivocados», agregó Nayely Lara, de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho.

Los defensores entrevistados por El Big Data explicaron que los cuerpos que han sido repatriados lo fueron sólo gracias a la presión mediática, en casos como las afamadas masacres de San Fernando o Cadereyta, o porque defensores intervinieron para la recuperación, identificación y envío del cuerpo de casos particulares a los que dieron seguimiento.

«No hay registro del resto. Muchas veces terminan en fosas comunes, o en fosas clandestinas. En la ruta migratoria en puntos como Arriaga, Chiapas, hay lugares donde se entierra a migrantes y que terminan abandonados. Su destino es incierto», agregó Irineo Mujica, director de Pueblo Sin Fronteras.

Pese a que este medio digital solicitó saber el destino de los cuerpos, al menos de los migrantes cuyas muertes quedaron registradas en estaciones migratorias, el INM señaló que esa información no obra en sus expedientes. Por lo que se desconoce el destino de las 13 mujeres y 17 hombres enlistados.

Foto Internet

-El camino de la muerte-

El éxodo de los migrantes puede convertirse en su fin: lo mismo pueden ser asesinados que desaparecidos, masacrados o muertos por efecto de impenetrables barreras naturales.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) el homicidio es uno de los principales peligros para los migrantes en México, junto con robos, lesiones, extorsiones, secuestros y desapariciones.

La delincuencia organizada, la delincuencia local, terrenos peligrosos para transitar, las redadas, caer de La Bestia, cruzar el río Suchiate o el río Bravo y atravesar la zona desértica que separa a México de Estados Unidos son otros riesgos que podrían llevar a la muerte a los migrantes, explicaron especialistas.

Foto: Internet

El informe 2017 de la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (REDODEM) detalla que el sureste de México se ha convertido en la zona con más registro de violaciones a derechos de esta población: Chiapas, Veracruz y Tabasco encabezan la lista. Se agregan estados de la frontera norte, principalmente Tamaulipas.

Sin importar dónde mueran, la constante es la alta probabilidad de que su muerte se convierta en invisible o su identificación y repatriación, inalcanzable.

«Para las personas migrantes son tiempos muy difíciles, sobre todo ante la era de Donald Trump», dijo Irineo Mujica. «Necesitamos voluntad política y corresponsabilidad con los países de origen que ni siquiera se han hecho corresponsables para reclamar a los migrantes que murieron ni impulsar leyes conjuntas de protección».

Para Nayely Lara, de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, crear mecanismos de identificación efectivos y trato digno a cuerpos de migrantes es lo único que le queda a los familiares que un día los vieron irse con la esperanza de alcanzar una vida mejor.

Te puede interesar:

[AMLO EN VIVO] 327 extranjeros ya tienen trabajo en México: Ebrad

A los jóvenes se les abandonó por décadas: AMLO

La administración de Donald Trump es inepta, torpe e incompetente: embajador inglés

TE INTERESA