Ecatepec, el peligroso municipio en el que ser mujer no vale nada

En México siete mujeres son asesinadas al día en el país, sin embargo, sólo el 25% de estos casos son investigados como feminicidios.

Por David Martínez y Brenda Torres

El Estado de México (Edomex) sufre un problema que a pesar de los esfuerzos no puede ser erradicado: el feminicidio que tan sólo en este año ya cobró 70 víctimas en la entidad.

Un feminicida tiene un perfil psicológico arraigado a raíces culturales tradicionalistas; por lo regular se trata de sociópatas, aseguró Emiliano Villavicencio, especialista de la Universidad La Salle.

Leer más: [VIDEO] “Me chingue a su hija y a su nieta y lo disfruté…” Difunden confesión del descuartizador de Ecatepec

“El Estado de México alberga diferentes costumbres y formas de vida, en algunas en las que la mujer sigue teniendo el papel tradicional donde la pareja, el hombre, es el responsable de trabajar y traer el sustento, entonces hay una mirada hacia la mujer de sometimiento donde se le delega a las actividades domésticas, es una mirada que cosifica a la mujer”, afirmó Villavicencio.

“Es grave ver cómo se le cosifica tanto que la denigran tanto que la tiran al canal”, añadió.

De acuerdo con el especialista, un feminicida es impulsado por tendencias sociópatas, mismas que son casi imperceptibles, y que pueden ser detonadas por el entorno en el que de desenvuelve como individuo, sus relaciones interpersonales y familiares.

Leer más: LOS TRES ‘MONSTRUOS’ FEMINICIDAS DE ECATEPEC QUE HORRORIZAN AL MUNDO

“La enfermedad mental definitivamente se le puede asociar con una sociopatía, en la que puede tener estos arranques de ira sin verlos venir”, añadió.

Villavicencio indicó que los sociópatas, asociados a trastornos psicológicos antisociales, son funcionales en la comunidad, por lo que son detectarlos es complejo.

El especialista indicó que por lo rglar ambos factores derivan en una conducta feminicida.

-El temor de ser mujer-

En México siete mujeres son asesinadas al día en el país, sin embargo, sólo el 25% de estos casos son investigados como feminicidios.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hasta octubre de este año se cometieron 70 feminicidios en el Estado de México; en los últimos cuatro años aumentaron 60% los feminicidios infantiles; mientras que las cifras globales, sin importar el rango de edad, indican que los feminicidios aumentaron 105% en el mismo lapso.

En un recorrido por la colonia 4 de septiembre, en Ecatepec, se habló con vecinas de la zona quienes aseguraron salen con miedo a la calle. Por medio de grupos de WhatsaApp se avisan cuando llegan a sus trabajos y cuando están de vuelta en casa.

“En las mañanas no hay mucho problema porque hay movimiento, pero en las noches ya no hay nada de seguridad y me asusta un poco. Es muy difícil ser mujer y vivir en uno de los municipios más peligrosos para nosotras porque caminas por la calle con miedo. En mi caso, si no llego a la hora que dije, mi familia piensa que algo me pasó. Para todos es complicado”, aseguró Vanesa Reyes, una joven de 21 años de edad.

“De mi casa al metro más cercano hago entre 15 y 25 minutos caminando, pero intento no hacerlo, prefiero pagar un taxi porque me hace sentir un poco más segura y siempre aviso a mi pareja para que me espere en la puerta del edificio”, indicó Michel Pérez de 34 años edad.

De acuerdo con Semáforo Delictivo, en el Estado de México han ocurrido 43 feminicidios en lo que va del año y es Ecatepec, el municipio que suma 9 casos declarados como feminicidio.

Manuel González, doctor en psicología social de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), señaló que las condiciones problemáticas en Ecatepec como la violencia cometida contra las mujeres es un reflejo del acelerado crecimiento poblacional.

“La consecuencia es el tráfico de drogas, secuestro, abuso de autoridad y al ser una zona de industrialización agrava los problemas”, dijo.

González señaló que el feminicidio, en particular,  es un “mini fenómeno”de dos grandes: la industrialización sin planificación y la concentración de poder criminal.

-Los “monstruos” de Ecatepec-

El término “monstruos” se viralizó con el caso en el que un hombre asesinó a 20 mujeres en 22 años.

Según los detalles que dieron a conocer las autoridades correspondientes su forma de desaparecer evidencias consistía en darle de comer a sus perros la carne de sus víctimas, vender los huesos a un santero y almacenar los corazones en frascos con alcohol que colocaba en un altar a la santa muerte en su casa.

Para el Observatorio Nacional Ciudadano de Feminicidios (ONCF) el término es inapropiado debido a que invisibiliza el problema.

“Nos preocupa porque el tipo actuaba con un patrón y sí, son personas y gente que supuestamente opera sola pero no. Por eso es difícil desactivar las redes”, aseguró María de la Luz Estrada, directora de la organización.

“’Ahí se fue con el novio’, es lo que siempre me dicen cuando les cuento a personas que no viven en la colonia, que desapareció otra chica; afortunadamente yo nunca he estado en una situación en riesgo, pero vivo sola y no hay nadie que se preocupe por si llegué bien o no. Cuando salió a la luz la noticia del tipo que mataba a diestra y siniestra en Ecatepec muchas vecinas nos asustamos y creamos un grupo en WhatsApp para avisarnos cuando viéramos algo raro en las calles y para avisarnos si habíamos llegado bien a nuestros trabajos”, especificó Patricia Ortega de 25 años.

“Se encuentran a quienes violentaron, pero la utilidad da por hecho que con que lo agarres basta y ya no hacen más. Los padres se conforma con eso y está mal. Antes estaba muy fuerte el tema del ‘monstruo ‘de Ecatepec y ahorita ya se olvidó; Así ha sido la historia del país: tapando hoyos y sin desarticular a los grupos de violencia”, refirió la directora del ONCF respecto a todos los casos de feminicidio.

Desde el punto de vista sociológico, el comportamiento de los llamados “monstruos” no es solo una disfunción psicológica, sino que es consecuencia de un proceso social, Manuel González aseguró que cuando estigmatizamos como “monstruo”, la sociedad es la que lo está creando, porque es consecuencia de “la monstruosidad de sociedad que tenemos”.

El pleno de la Cámara de Diputados alertó que hay un “estado de emergencia” en todo el país, debido a la ola de violencia e inseguridad contra las mujeres, en la que señalaron al  Estado de México como la entidad más vulnerable y con mayor peligrosidad, a 17 años de que los feminicidios de Ciudad Juárez visibilizaron a gran escala el problema en México.

El caso que llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos fue al que se le denominó “Caso González y otras” en el que la sentencia confirmó que existió la falta de diligencias por parte del Estado en la muerte y desaparición de  Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Laura Berenice Ramos Monárrez.

Sin embargo, la Ley General de Mujeres a una vida Libre de Violencia se promulgó hasta el año 2009 durante el sexenio de Felipe Calderón.

Y hace tan solo seis años, en 2012, se incorporó al Código Penal el delito de feminicidio con lo que se empezó a castigar el asesinato de mujeres cuando existan razones de género.

TE INTERESA