Suena raro pero casi todos los habitantes del municipio de Escobedo, Nuevo León, esperan con impaciencia que una de las patrullas municipales pase por su casa. Claro que no es para ver a los policías que tripulan la unidad, sino para admirar a la tierna perrita que siempre viene en el asiento de atrás.



Se trata de Esme, una perrita que los uniformados encontraron maltrecha y deambulando por las calles de la colonia Pedregal de San Agustín, con riesgo de que un auto pasara sobre ella y la matara.

Fue por ello que los policías decidieron subirla a su patrulla, llevarla a la comandancia, curarla y reestablecerla hasta que pudiera comer sin miedo, caminar y jugar, desde entonces el edificio policial de Escobedo es su hogar.

 


El afecto que los policías tomaron por la perrita fue tanto que no se limitaron a dejarla en el patio de la comandancia o alrededores, sino que la llevan consigo en la patrulla para que los acompañe en rondines e incluso en operativos.



Por eso la pequeña can se ganó el mote de "Esme la patrullerita vial", quien incluso ya tiene una página de Facebook administrada por los propios vecinos, en donde suben sus fotos más recientes y detalles de su día a día.

JH

Te puede interesar:

Recuerdas la ‘K’ invertida que en 2018 dejó sin agua a la CDMX; Conagua supo desde 2013 que la pieza fallaría

[VIDEO] La fábrica de esferas de Tláhuac que pelea contra industria China

Ellos son los 6 criminales que se hacen pasar por el Cártel de Tláhuac para extorsionar en tianguis de la Nopalera