Diego Santoy Riveroll, un joven de clase media originario de Monterrey, protagonizó uno de los casos de homicidio más famosos y más extraños que México tiene registro.

Él siempre destacó en su vida escolar, nunca tuvo problemas o signos de un carácter violento; sólo tiene un antecedente por robar alcohol a los 16 años.

Durante una fiesta de XV años, Diego conoció a Erika Peña Coss, una joven de clase alta debido a que su madre era una famosa astróloga que salía en televisión

Te sugerimos: Erika Peña volverá a ver a Diego Santoy, el ‘Asesino de Cumbres’, 14 años después

Ambos comenzaron un noviazgo que duró 2 años, pero concluyó por las agresiones y escenas de celos que protagonizó Diego, de acuerdo con los testimonios de Erika.

Tras la ruptura, el joven intentaba desesperadamente volver con Erika. Sin embargo, ella lo rechazaba.


La noche del Crimen


La madrugada del 2 de marzo del 2006, Diego le pidió a un amigo que lo llevara afuera de la casa de Erika y este accedió.

El joven corto los cables telefónicos y forzó las chapas con el objetivo de simular un robo, e ingreso a la casa de la familia, vestido de negro y con guantes de látex.

Adentro del domicilio, Diego asesinó a los medios hermanos de su ex novia, Erik de 7 años y María Fernanda de 3, con quienes jugaba y convivía durante el tiempo que mantuvo una relación con Erika. Al niño lo apuñaló varias veces en la espalda, a la pequeña la estranguló con un cable.

Tras discutir con Erika, la estranguló con sus manos y le provocó heridas con el cuchillo, pero logró sobrevivir.



Cuando intentó huir, se llevó como rehén a la sirvienta Catalina en la cajuela del auto de Erika, pero unos kilómetros después, la liberó y le dio dinero para regresar.

Santoy intentó huir con su hermano hacía Guatemala, pero los detuvieron en Oaxaca. En ese momento confesó el doble homicidio.

Erika, mal herida y con dificultades para hablar debido al estrangulamiento, culpó a Diego por el asesinato de sus hermanitos. Sin embargo, Diego afirmó mantuvo relaciones sexuales con Teresa Coss, la madre de Erika, y por esta razón, la misma Erika le ordenó que matará a sus hermanos como acto de venganza.


Familia Peña Coss


La abogada defensora de Diego mencionaba que la administración federal favorecía a la familia Peña Coss, entre otras cosas, porque permitieron que remodelaran su casa e incinerarán a los pequeños tan sólo 3 días después del asesinato.

En 2009, Raquel Villanueva, la litigante de Diego, resultó asesinada bajo condiciones que aún no se esclarecen.

Tras su muerte, se le asignó un nuevo abogado, con el cual se le dictó una pena de 138 años de cárcel por los delitos de homicidio, secuestro y robo.

Cabe destacar que el abogado de Erika era Roberto Flores Treviño, el cual también ocupó el cargo de Procurador en el estado de Nuevo León.

-Fuga y detención-


La familia Peña Coss quedó destrozada después de esta serie de eventos, vendieron la casa de Cumbres y desparecieron de la vida pública.

No obstante, Erika se casó en San Miguel de Allende con un empresario canadiense y trató de llevar una vida normal en el extranjero, misma que publicaba en sus redes sociales, pero luego de que la gente notará su presencia en internet, terminó por borrar sus perfiles.



Por su parte, Teresa Coss, también contrajo matrimonio y regresó a Monterrey, pero ya no trabaja en televisión.

Diego y su destino


Diego permanece aún en prisión, se casó en 2009 con la presidenta de su club de fans y ahora tienen un hijo.



Durante estos años, las autoridades del penal afirman que Diego es un hombre tranquilo que ayuda a los demás reos con clases de computación.

Erika y Diego se volverán a ver


Luego de 14 años, Santoy Riveroll ganó un amparo para reabrir su caso, gracias a presentar buena conducta. El denominado ''Asesino de Cumbres'' afirma que ahora tiene más oportunidad de conseguir justicia, pues existían personas en el poder político que protegían a la familia Peña Coss, pero esas personas ya no tienen cargos.

Asimismo, menciona que su difunta abogada contaba con las pruebas suficientes para sustentar estas declaraciones, pero jamás lo pudo probar debido a que la liquidaron.

El viernes 28 de febrero, 14 años después de este caso Diego y Erika se volverán a ver, para determinar si la condena de 138 años se puede reducir, y Diego pueda estar de nueva cuenta en libertad y rehacer su vida con su esposa e hijo.

El Caso de Cumbres ha desatado múltiples teorías y suposiciones, que van desde iniciaciones de cultos satánicos hasta de culpar a Erika de los asesinatos.

Te puede interesar:

Revelan VIDEO del momento en que estudiantes de medicina abordan Uber, antes de ser asesinados


[CUIDADO] Venden galletas con droga a jovencitas en Reforma 222; están en el hospital


Difunden VIDEO del momento en que balean a 4 que esperaban su micro en Naucalpan


LACP