Una mujer que sufrió un aborto involuntario siguió recibiendo publicidad de bebés en Facebook, a pesar de que publicó la triste noticia.

La periodista se quejó de la insensibilidad, o fallo en el algoritmo, de aplicaciones como Facebook y Twitter después de que su hijo nació muerto.

Gillian Brockwell, la afectada, dijo a un diario local que si la aplicación es lo bastante inteligente para saber que estaba embarazada también podía detectar la pérdida.

Te sugerimos:

“Sé que sabían que estaba embarazada”, dijo Brockwell.

La mujer publicó una carta abierta a ambas empresas y la publicó en el Washington Post.

En la carta decía ‘fue mil culpa es que no me pude resistir a los hashtags e incluso cliquee una o dos veces los anuncios de ropa de maternidad de Facebook’.

Sin embargo, también destacó que dio un aviso en el que escribió ‘muerte fetal’, en cual era bastante claro y conciso.

Te puede interesar:

Magisterio, eje central del nuevo plan educativo: Esteban Moctezuma

El abc del nuevo plan educativo de AMLO

Reforma educativa de EPN destituyó a 1000 maestros

EGM

Temas: