El resguardo inmediato del punto en el que el ducto Tuxpan-Tula fue perforado por una toma clandestina y la evacuación inmediata en un radio de 300 metros debió ser parte del protocolo aplicado el 18 de enero pasado en Tlahuelilpan, Hidalgo.

De acuerdo con la Hoja de Riegos elaborada por Petróleos Mexicanos (Pemex) para el manejo y cuidados de la gasolina Premium, como la que se contenía el ducto que fue fracturado por huachicoleros, la evacuación tuvo que ser aplicada de manera inmediata ante la fuga.

[caption id="attachment_288341" align="aligncenter" width="589"] Carátula de la Hoja de Datos de Seguridad elaborada por Pemex para el manejo de gasolina Premium. Foto: Especial.[/caption]

En la página 7 del documento, Pemex definió 13 acciones de procedimiento y precaución para evitar explosiones e incendios en caso de que ocurra un derrame o fuga de gasolina Premium; además de tres métodos de mitigación para controlar el combustible y tres recomendaciones de evacuación.

En en el primer inciso indica que en caso de que ocurra un derrame “grande”, como el del ducto de Tlahuelilpan en el que se perdieron nueve mil 785 barriles de gasolina Premium, se debe considerar una evacuación inicial de 300 metro, en favor del viento.

[caption id="attachment_288337" align="aligncenter" width="768"] El primer radio de evacuación abarcaría prácticamente toda la región de San Primitivo. Foto: Google Earth[/caption]

Este radio implicaría la evacuación de la población cuyos domicilios se ubican en el perímetro conformado por las avenidas Los Cedros, Sergio Butrón Casas, Santos Degollado y Zaragoza, en la región de San Primitivo.

Sin embargo, el documento especifica que la recomendación de evacuación podría extenderse hasta 800 metros a la redonda, de acuerdo con el primer inciso del apartado sobre acciones en caso de fuga o derrame.

[caption id="attachment_288338" align="aligncenter" width="768"] El círculo amarillo detalla la región aproximada en la que las autoridades federales tuvieron que implementar un protocolo de evacuación. Foto: Google Earth.[/caption]

Además de las recomendaciones de evacuabción, Pemex estableció como protocolos eliminar fuentes de ignición cercanas, como cigarros, y tampoco tocar o caminar sobre el combustible, pues de acuerdo con algunos reportes de organismos especializados, las suelas de algunos zapatos producen estática que pueden detonar una ignición.

En el inciso tercero de la sección sobre Procedimiento y precauciones inmediatas, Pemex detalla que es necesario aislar el área de riesgo y prohibir el acceso; además, en caso de un derrame mayor se debe recoger a distancia el producto y almacenarlo en tambores para su disposición.

La Hoja de Riesgos detalla otras recomendaciones de procedimiento, mitigación y evacuación en caso de una fuga de gran magnitud como la que ocurrió en el ducto Tuxpan-Tula el fin de semana pasado.

-Peligro inminente-


La gasolina Premium es una mezcla de hidrocarburos parafínicos, olefinas, cicloparafinas y aromáticos que se obtienen del petróleo utilizado como combustible en motores de combustión interna.

Como un combustible inflamable, la gasolina no se quema por sí misma, sino que es la mezcla de sus vapores con el aire la que provoca una explosión y la generación de fuego con un alto componente calórico.

[caption id="attachment_287212" align="aligncenter" width="768"] La explosión de combustibles como la gasolina produce una llama muy caliente, de rápida propagación y humo tóxico negro y denso. Foto: Especial.[/caption]

La expulsión de gasolina del ducto Tuxpan-Tula en Tlahuelilpan conjuntó prácticamente todas las condiciones de riesgo y peligro para que se produjera una explosión, de acuerdo con los análisis realizados sobre el comportamiento de este hidrocarburo.

A temperatura ambiente, la gasolina encuentra condiciones propicias para emitir vapores que por ser tres veces más pesados que el aire se concentran en las partes bajas dificultando su dispersión.

De acuerdo con especialistas los vapores que la gasolina emite en condiciones de temperatura ambiente pueden conformar mezclas que pueden quemarse al entrar en contacto con el aire, sin necesidad de que exista una fuente directa de fuego.

Pemex determinó que en el caso de la gasolina Premium, este tipo de gasolina tiene un Límite de Explosividad Inferior de 1.3%, mientras que el Límite de Explosividad Superior es de 7.1%, lo que significa que por debajo de la cantidad mínima no existen condiciones suficientes para una ignición.

[caption id="attachment_288339" align="aligncenter" width="594"] Hoja de Datos de Seguridad para la gasolina Premium elaborada por Pemex. Foto: Especial[/caption]

Sin embargo, a partir de ese límite mínimo y hasta el superior, las condiciones para que los vapores de la gasolina puedan quemarse al contacto con el aire son cada vez más peligrosas.

[caption id="attachment_287349" align="aligncenter" width="768"] Aspectos de los momentos previos a la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo. Foto: Elaboración propia.[/caption]

De acuerdo con el investigador, Benjamín Ruiz Loyola, profesor de tiempo completo de la Facultad de Química, al menos cuatro factores pudieron provocar la explosión y el incendio posterior en el ducto Tuxpan-Tula, perforado por una toma clandestina el 18 de enero pasado:

  • Una chispa provocada por fricción de herramientas al tratar de hacer más grande la perforación en el ducto.

  • Una chispa provocada por ropa de materiales sintéticos.

  • Una chispa provocada por la fricción del gas del hidrocarburo en el aire.

  • Un fumador que, aunque se encontrara en un  de 800 metros de la fuga, pudiera provocar una fuente de ignición debido a la gran concentración de vapores de gasolina en el ambiente.


Te puede interesar:


[VIDEO] “Aquí estamos, putos”, así se burlaba huachicolero antes de la tragedia en Hidalgo

Hidalgo es segundo lugar en huachicoleo; suma casi 2 mil tomas clandestinas

[VIDEO] Testigos se burlan de huachicoleros que se estaban quemando