Estamos próximos a iniciar el último año de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión enfrentando grandes retos, entre los que destacan el contribuir con eficacia a la solución de las agudas crisis que enfrenta México en materia económica, sanitaria y de inseguridad; así como evitar, al mismo tiempo, que San Lázaro se convierta en rehén o campo de batalla política ante el proceso electoral que vivirá el país en el 2021.

Los dos primeros años de esta legislatura han sido suigéneris. La bancada de Acción Nacional, compuesta por 78 hombres y mujeres, desde el primer día entendimos las muy particulares circunstancias a las que nos enfrentaríamos para poder legislar y seguir apoyando a todos los mexicanos, defendiendo un marco jurídico que respetara sus derechos. Morena aumentó de manera ficticia su mayoría y desde el principio se dedicaron a aplastar a la oposición tanto por la vía directa de la mayoría que ostentan en las votaciones, como por otros medios que frecuentemente violentan el marco regulatorio del Congreso.

No somos el único grupo parlamentario de oposición, pero hay de oposiciones a oposiciones; Acción Nacional ha sido una oposición digna. Ante circunstancias tan adversas como las que enfrentamos, dimos la lucha y alzamos la voz; demostrando nuestra experiencia y quehacer político, dando la cara a este gobierno siempre que ha sido necesario.


Te sugerimos: [ÚLTIMA HORA] TEPJF ordenó al INE renovar la dirigencia de Morena


El Poder Ejecutivo quiere  imponer su agenda de forma diaria cada mañana en voz del presidente, pero la realidad de sus acciones no ha sido suficientemente clara y contundente para que su gobierno conserve la simpatía y el respaldo mayoritario que la ciudadanía le otorgó en 2018.

Este Gobierno ha representado un retroceso para el país.  En lo económico no crecimos lo que prometieron e incluso hemos decrecido y ello inició mucho antes de que la pandemia se declarara a nivel mundial. En lo relativo a la seguridad pública, los homicidios han aumentado significativamente. En otras áreas también es evidente la falta de avances, incluso con retrocesos; por ejemplo, este Gobierno no sólo no está impulsando las energías limpias, sino está invirtiendo en energías obsoletas.

En el poder legislativo hemos retrocedido 40 o 50 años; desde los años finales del régimen del PRI, la oposición forzó a que se llegaran a acuerdos en temas prioritarios en el parlamento; pero hoy nos enfrentamos a una mayoría avasallante en la Cámara de Diputados. Morena ha convertido al Congreso de la Unión en la oficialía de partes del Ejecutivo.

La única transformación de Morena es la que ha sufrido ese partido y sus integrantes, se transformaron en lo que querían destruir y erradicar.

En lo que corresponde al trabajo legislativo en la Cámara de Diputados, de 4 mil 500 iniciativas presentadas por los Grupos Parlamentarios se han aprobado 400  (menos del 10%); de 17 propuestas enviadas por el Ejecutivo, 15 ya son Ley (más del 90%).

El presidente ha impuesto su agenda a esta LXIV Legislatura, pero esto no ha desmotivado a cada integrante de Acción Nacional y, aunque intentan hacer creer a la opinión pública que somos una oposición derrotada, hemos presentado iniciativas que por consenso logramos convertir en ley, las cuales no han tenido la cobertura por los visos autoritarios del Gobierno que ejercen mecanismos diversos para controlar la difusión de la prensa, entre las que se encuentran:

·      Garantizar tanto a la mujer como al hombre trabajador inscrito al IMSS el acceso a los servicios de guardería.

·      El que toda persona tiene derecho al acceso al más alto nivel posible de salud física y mental, a través de la prevención y el tratamiento de las enfermedades endémicas, profesionales y de otra índole.

·      El permitir que el trabajador pueda disfrutar al menos de un día laboral por cada año, con goce íntegro de salario, para efecto de practicarse estudios médicos preventivos.

·      Precisamos la definición de trabajadores del hogar; suprimiendo sus obligaciones especiales y estableciendo su jornada de trabajo y prestaciones, así como la prohibición de contratación de personas menores de 15 años y de solicitar constancia o prueba de no gravidez para la contratación.

·      Fortalecimos los marcos normativos en materia de remuneraciones y sanciones administrativas de los servidores públicos.

·      Se estableció un periodo de descanso de seis semanas posteriores al día en que reciban al infante en caso de adopción, para las madres trabajadoras y para los padres trabajadores.

·      Se incluyó la definición de violencia contra las niñas, niños y adolescentes como toda forma de prejuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, realizarles de forma oficiosa y asequible las pruebas psicológicas y de entorno social para garantizar su protección y emitir medidas de protección urgentes o cautelares.

·      Se estableció la previsión de que las embajadas y consulados del estado mexicano podrán extender las actas de nacimiento, matrimonio y muerte de los mexicanos en el extranjero y surtirá efectos inmediatos en territorio nacional sin necesidad de certificación.

·      Incluimos en las infracciones de quienes prestan servicios educativos, omitir el cumplimiento y aplicación de los protocolos de actuación contra toda forma de maltrato, perjuicio, daño, agresión, abuso, trata o explotación dentro de los centros educativos.

·      Adicionamos la concientización sobre los motivos de la existencia de violencia de género.

·      Garantizamos el derecho alimentario y armonizar los ordenamientos jurídicos para facilitar su cumplimiento. Crear el Registro Nacional de Obligaciones Alimentarias, como órgano auxiliar del Consejo de la Judicatura Federal, con el objeto de identificar a deudores y acreedores de obligaciones alimentarias establecidas en resolución judicial.

·      Se promovió la eliminación de la brecha salarial entre mujeres y hombres que realizan un mismo trabajo o un trabajo de igual valor.

·      Se estableció infraccionar a prestadores de servicios educativos que permitan que se efectúen en las instituciones educativas actividades que pongan en riesgo la integridad física o emocional o menoscaben la dignidad de cualquier educando.

·      Se estableció también  una legislación que proteja la libertad y la seguridad de los menores en la red, así como, sancionar a quienes trafiquen, comercien, distribuyan, expongan, hagan circular u oferten contenido pornográfico a menores de 18 años.

·      Se creó un ordenamiento jurídico con el objeto de regular el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación y el Centro para la Mejora Continua de la Educación.

·      Se estableció un ordenamiento jurídico con el objeto de mejorar el conocimiento y desempeño de los docentes.

·      Se incluyó la definición de violencia política contra las mujeres y brindar protección a las mujeres que pretendan ejercer algún cargo de elección popular.

·      Implementar un descuento de hasta un 50 por ciento, en transporte público a los usuarios con alguna discapacidad, en las tarifas aplicables y con un límite máximo de 5 lugares disponibles.

·      Se creo un ordenamiento jurídico con el objeto de distribuir la función social educativa y establecer las bases generales de la educación.

Vivimos tiempos doblemente complejos porque no se ha tenido una estrategia para controlar la pandemia en México que día a día está afectando a más familias y porque las acciones para el inicio de la reactivación económica tampoco han sido adecuadas.

Como señaló nuestro coordinador, el diputado Juan Carlos Romero Hicks, “… los diputados federales tenemos la oportunidad de mostrar al país que queremos contribuir a la solución de las diferentes pandemias que, como nunca, nos afectan: la de salud, la económica, la de seguridad, la educativa, la creciente corrupción y otras más que hemos tenido en estos meses de una administración que no atina a convencer más que a vencer y nos lleva de caída en caída en todos los indicadores de bienestar nacional”.

Ante las tentaciones de autoritarismo, hemos alzado la voz y apoyado lo que es benéfico para el país, sumándonos en la ultima sesión permanente a un Bloque de Contención, donde la oposición dejó clara su existencia y su sentido de responsabilidad republicana. Obligando al partido en el poder a  sentarse y dialogar con nosotros y a lograr consensos en temas tan importantes como la elección de los cuatro consejeros del Instituto Nacional Electoral.

Estamos conscientes que los hicimos enojar. Y lo harán sentir al inicio del próximo periodo, pero eso no nos detendrá en una lucha por legislar y dejar en claro que los intereses de unos cuantos, no pueden afectar a la mayoría de los mexicanos, daremos en tribuna nuestros argumentos para defender lo que consideremos mejor para México.