Rabia, impotencia, dolor, tristeza… son tantos los ingredientes que componen el cóctel de emociones que el virus nos está obligando a ingerir que pareciéramos condenados a permanecer como espectadores pasivos de una de las mayores tragedias padecidas desde la conclusión de la II Guerra Mundial. Sin embargo, el abatimiento colectivo no es la mejor de las fórmulas para enfrentar esta difícil situación, pues para salir del trance se requiere de reinventarnos, de apelar a nuestras fortalezas y experiencias a efecto de recuperar y mejorar la vida que teníamos antes de la pandemia. Sobran ejemplos de lo anterior.

En agosto de 2020 la revista Chilango dio cuenta de la curiosa transformación de un gimnasio donde la gente se ejercitaba con pesas, mancuernas y aparatos a un local donde se ofrecen tacos y gorditas. El resultado fue la puesta en estado de coma de “Guerrero Fitness Club” al nacimiento de la taquería Los Mamados. Bastó una plática entre el propietario y sus empleados, así como la experiencia gastronómica acumulada para preservar el sitio y los empleos. Referencias al éxito del local abundan en la red.

David Guttenfelder es un fotógrafo estadunidense con experiencia de corresponsal de guerra, pues cubrió los conflictos de Ruanda e Irak. National Geographic relata en su edición de enero de 2021 que el reportero gráfico se hizo de un dron desde el cual, a fin de respetar la sana distancia, se dedicó a retratar la intimidad del encierro. La gente le buscó para contarle detalles de su vida y a cambio él les obsequió una foto. “Recibí correos de gente que quería contar su historia o simplemente necesitaba hablar con alguien (…) Todos tienen una historia importante qué contar (…) Agradecí tener esta actividad porque me permitía salir al mundo y ver las cosas de primera mano. Mi vida tenía un propósito”, afirmó a la publicación.

Ariadna Chávez perdió a su padre como resultado del coronavirus. Se sentía sola y necesitaba desahogarse. Para compartir su vivencia y lidiar lo mejor posible con el duelo creó una página de Facebook a la que llamó “Pérdidas y duelo por COVID – 19” y en la que interactúan cerca de 2,300 personas. La idea consiste en compartir experiencias y frases motivadoras, formular recomendaciones, leer poemas y dialogar mediante chats. Ariadna le dijo a El Universal que diariamente recibe cincuenta solicitudes de admisión, lo que podría reflejar la necesidad de atención a la salud mental.

Mónica Muñiz, Pamela Padilla e Itzel Varela son instructoras de fitness. Ellas y otros profesionales del ejercicio ofrecen rutinas de ejercicio y yoga a través de la plataforma de Grupo Reforma a la que se le ha llamado “La Encerrona con Cancha”, en alusión al suplemento deportivo de dicha empresa informativa. A diferencia de otros contenidos, éste se encuentra disponible para suscriptores y público en general a través del canal de YouTube. La pretensión pasa por difundir un estilo saludable de vida a pesar de la imposibilidad de acudir a un gimnasio.

La Fundación Fibra Uno está ofreciendo cien concentradores de oxígeno de cinco litros para apoyar a pacientes con coronavirus que lo requieran. La entrega de los equipos se hará en la capital de la república y para ello deberán agotarse diversos requisitos.

La posibilidad de resistir al virus a partir de la resiliencia y la innovación está a la mano. Se requiere de imaginación y trabajo, pero no es imposible trascender a esta pandemia. Cosa que cada quien se decida y encuentre el rumbo correcto.