En la víspera del proceso electoral de 2021 y siendo la Ciudad de México el epicentro de una crisis sanitaria, económica y de seguridad, Acción Nacional debe aprovechar la oportunidad que ofrecen los errores y malas decisiones de Gobierno para demostrar que sí hay otra manera de gobernar y que se puede ganar con sinceridad y humanismo.

Gobernar con la convicción de minar, esquinar e incluso desaparecer a órganos autónomos, a medios de comunicación críticos y por supuesto a los opositores, es una estrategia errónea que lleva al desgaste a los tres niveles de Gobierno y nos ofrece a nosotros, la oposición, un escenario favorable para crecer y ganar más espacios.

La experiencia acumulada y el talento sumado de todo el panismo de la capital, permitirá conseguir ese objetivo. Sin duda el escenario nos pinta favorable, pero necesitamos la solidaridad  de todas y todos, para hacer del PAN de la Ciudad de México una opción competitiva cuya carta de presentación sea la unidad, la sinceridad y los principios humanistas que caracteriza a Acción Nacional.

Esa es la intención: ganar con la militancia, en unidad. Y por eso, de acuerdo a la estrategia que presentamos desde enero de 2019, seremos hostiles, con respeto siempre, apostaremos a la resistencia civil no violenta porque queremos ir juntas y juntos por la Ciudad de México.


Te sugerimos: “Gobierno da bofetadas de partido”: Cabeza de Vaca reprocha a Segob y AMLO


Sí, el objetivo es ganar la ciudad pero no por odio, rencor ni revanchismo o sólo para ocupar espacios y pintarlos de azul, sino  para ofrecer y producir un mejor Gobierno, que propicie mejores servicios públicos y responsabilidad de Gobierno en las alcaldías, sino que le permita a Acción Nacional ser protagonista de un verdadero punto de inflexión a favor de la democracia, de los contrapesos y de los buenos Gobiernos en beneficio de la ciudad.

Por supuesto que hay aspiraciones e intereses legítimos en nuestro interior, pero tendremos que reconocer el talento, la experiencia y trabajar en unidad. Depende de nosotros, de las y los panistas de la ciudad frenar el escenario de ganar sólo por gana; hay que construir uno en donde quepamos todas y todos, que funcione, opere y se consolide internamente para hacer creer nuestra casa.

Por ello, las y los militantes de Acción Nacional encontrarán en su dirigencia sinceridad y disposición para que el humanismo sea nuestra carta de presentación y donde el pragmatismo bien encaminado nos oriente a tomar decisiones óptimas; decisiones que hagan ganar al PAN. Porque ganando el PAN, ganamos todos.