[OPINIÓN] Sobre la Comisión de Reconstrucción y los votos


Recientemente amanecimos con la noticia de la renuncia del titular de la Comisión para la Reconstrucción Recuperación y Transformación de la CDMX por conflictos sobre el manejo presupuestal, con tres miembros de la Asamblea Legislativa de la ciudad.

Ésta coordinará las acciones de las autoridades locales frente a los efectos del sismo del 19 de septiembre.

De acuerdo con el decreto publicado el 26 de septiembre en la Gaceta Oficial, la Comisión sería encabezada por un titular designado por el jefe de Gobierno.

La Secretaría de Finanzas y la Oficialía Mayor locales garantizarán que tenga recursos presupuestales, humanos y técnicos para trabajar, de los cuales tendrá que rendir cuentas en términos de la ley de transparencia local.

El decreto detalla que la comisión tendrá un Consejo Consultivo integrado por 27 instituciones locales, así como organizaciones civiles nacionales e internacionales y académicos invitados. En su labor deberá operar “de manera conjunta y coordinada” con el Comité de Emergencias de Protección Civil.

Foto_José Luis Villa_

Sin embargo, todos estos buenos deseos legales están también en proceso de derrumbe por la opacidad en el manejo de los recursos y aparente desvío de éstos, al menos hacia la compra o direccionamiento del voto en la CDMX.

Desde diciembre, la ALDF decidió las reglas de operación del fondo con los recursos para la reconstrucción sin atender a la Comisión y sin mecanismos de rendición de cuentas o contrapesos para vigilar la aplicación de recursos.

El comisionado para la Reconstrucción, Ricardo Becerra, y otros miembros renunciaron por ser innecesarios en el esquema aprobado en la ALDF, la cual dejó en unos cuantos diputados el manejo y autorización discrecional del fondo.

Para desmentir las afirmaciones de que la Asamblea Legislativa administra los recursos de la reconstrucción, que además son falsas porque no tienen esa facultad, el diputado Leonel Luna Estrada invitó a la sociedad civil para que, con el órgano legislativo y el Gobierno de la Ciudad de México, vigilen la aplicación del Fondo para la Reconstrucción de la CDMX.

Es de vital importancia, ante tanta opacidad e información contradictoria, que el Colegio de Arquitectos mantenga y refuerce su posición independiente como participante activo del Comité técnico de la Reconstrucción, vigilando y privilegiando, por sobre toda consideración, el beneficio social y la correcta aplicación de los recursos asignados.

Comentarios