"Aunque muchos países han hecho algunos progresos, a nivel mundial la pandemia en realidad se está acelerando. Todos estamos juntos en esto, y todos estamos en esto a largo plazo", señaló este martes 30 de junio, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Ciudad de México, de acuerdo con la Secretaría de Salud del Gobierno de la República, entró al semáforo naranja, con lo que diversas actividades se ponen en funcionamiento.

Sin duda alguna, la necesidad de miles de hogares para mantener y tener un empleo y, con ello, generar los recursos necesarios para el sustento diario, obliga a la reactivación. No puede negarse a los ciudadanos la libertad de desarrollarse y, menos aún, de buscar lo mejor para su familia.

La Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, señaló: "La pandemia del COVID-19 sigue presente. Logramos reducir el número de personas que entran a los hospitales, pero es indispensable mantener las reglas básicas: 1. Si puedes seguir en casa. Hazlo; 2. Si sales: usa cubrebocas, sana distancia y lavado frecuente de manos".

A las estrategias institucionales, debe venir el refuerzo y la responsabilidad de los ciudadanos, de nuestros vecinos, colegas, compañeros de la vida cotidiana, para enfrentar los siguientes meses, pues el virus continúa amenazándonos.

¿Cómo vamos a enfrentar, todos juntos, está pandemia que parece no terminar?

En el caso del Gobierno de la Ciudad, entregó a 1.2 millones de niños su beca normal más tres apoyos de $ 500 pesos mensuales y otorgó 100 mil créditos de $ 25,000 a microempresarios. Además, se han aplicado –en junio- más de 30 mil pruebas para la detección de Covid-19, se aplicarán más de 500 mil, y, en esta semana, la Agencia Digital de Innovación Pública puso en marcha un sistema de seguimiento al Covid-19 en la Ciudad de México.


Te sugerimos: [IMÁGENES] Largas filas, así se vive la reapertura del Centro Histórico



El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó una serie de propuestas para los meses futuros. Su intención es lograr que entendamos la importancia de la colaboración colectiva.

Entre algunos de los aspectos sanitarios fundamentales, que tienen que ver con el aspecto laboral, se encuentran: la expansión del teletrabajo, el establecimiento de medidas para generar un entorno laboral seguro (tanto en los ámbitos cerrados como en el espacio público).

Ahora bien, dentro de esta transición que vive la Ciudad de México, es imprescindible la participación ciudadana (desde el punto de vista colectivo). Es decir: tenemos que acostumbrarnos a que los hábitos de higiene sanitaria personal impacten en la protección colectiva.

El semáforo naranja permite realizar actividades necesarias para la vida económica de la Ciudad, pero demanda una gran responsabilidad para todos. Recordémoslo, ESTAMOS JUNTOS EN ESTO. Usar un cubrebocas no significa una obligación personal sino un respeto para la salud de los otros.

Muchos trabajadores que realizan sus actividades en la vía pública deben contar con la seguridad para la protección propia y para la colectiva. Establecer contacto con las autoridades para generar protocolos de sanidad es un punto esencial para el restablecimiento de las actividades.

La batalla contra el Covid-19 no ha terminado, comienza apenas porque ahora tenemos que lograr una vida sana y protegida en un entorno de alerta sanitaria.

Hicimos lo correcto al Quedarnos en casa. Es tiempo de mantenernos en casa aún sino tenemos necesidad de salir y es tiempo de salir de casa para el bien de nuestras familias y para hacerlo creando un entorno sanitario factible. Somos una sociedad que sobrevivimos en las buenas y en las malas. Creemos el mejor futuro todos juntos.