El pasado jueves 17 de septiembre la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum Pardo, presentó su segundo informe de Gobierno. El evento se llevó a cabo de manera virtual atendiendo todas las medidas de sana distancia, pero observando la obligación de ley y el deber de rendir cuentas a los ciudadanos.

Vale la pena destacar las innovaciones en la forma en que se presenta este informe, mas allá de las medidas sanitarias, será la segunda vez que la titular del Gobierno local esté presente en toda la ceremonia, de tal forma que escuchó los posicionamientos de los siete grupos parlamentarios, aliados y opositores por igual. Pareciera un tema menor, pero a diferencia de la administración anterior, la titular del Gobierno y su gabinete acuden al Congreso para escuchar lo que el legislativo tenga que decir, sin duda esto es una muestra de la convicción democrática de la Dra. Sheinbaum.

Sobre lo planteado en el informe, creo que hay mucho que destacar. Pese a las grandes afectaciones sociales y económicas a consecuencia de la pandemia, el Gobierno de la CDMX no frenó su programa de transformación e incluso durante los momentos más álgidos, el Gobierno ha dado resultados.

Ejemplo de lo anterior son las acciones relativas al Derecho a la vivienda. Los últimos Gobiernos fueron paulatinamente restando importancia a la política de vivienda popular. Lo anterior fue causa de un crecimiento desordenado de la mancha urbana, que derivó en invasiones de predios y el incremento de población en situación de calle.

Sobre esta materia, esta administración ha realizado acciones como la entrega de 6,168 viviendas a familias afectadas por el sismo de 2017; la consolidación de 12 corredores para el desarrollo inmobiliario y vivienda incluyente, y el avance en la regeneración urbana de Atlampa, Tacubaya, Centro Histórico, entre otras localidades.

También cabe destacar, la creación y operación de más 250 PILARES. Puntos de Innovación, Libertad, Educación y Saberes, son espacios de encuentro social, desde los cuales se busca potencializar las capacidades de desarrollo social y económico de los ciudadanos de la capital. En estos espacios se capacita e integra a la comunidad y es el punto de partida de la política de bienestar de la CDMX. La jefa de Gobierno informó que hoy se encuentran en plena operación 260 de los 300 proyectados.

Pero donde más destacan las acciones y se constata una marcada diferencia con administraciones anteriores, es en materia de movilidad. La jefa de Gobierno recordó el compromiso de adquirir 500 trolebuses y 800 autobuses RTP durante su administración, y anunció que hasta el momento se contaban con 193 trolebuses y 297 autobuses RTP. Además, informó sobre los avances en importantes e innovadoras obras para una movilidad sustentable, tales como la construcción de línea 10 del trolebús elevado de Constitución de 1917 a Santa Marta;  el avance de 72% en la construcción del primer cablebús capitalino; rehabilitación y sustitución de estaciones, torniquetes, vías y trenes del Metro y Tren Ligero en diversas líneas y una inversión de mas 150 mdp para la ampliación de 61km de ciclopistas, entre otras obras.

Lo anterior es muestra de los resultados de dos años de Gobierno. Pero en lo personal considero que los logros más destacables tienen que ver con la nueva relación entre el Gobierno y los ciudadanos. La innovación, una perspectiva de derechos y el involucramiento de los capitalinos en los asuntos públicos consolidan la tradición democrática de la ciudad y la llevan a un siguiente nivel, lo que no deja de ser la nota principal de esta administración y su legado a las generaciones futuras.  

*Director General de Fondo Económico y Social de la CDMX.