Sin tener que citar por completo al filósofo mexicano "Chicharito" cuando exclama "imaginemos cosas chingonas", cabe hoy decir que la Ciudad de México tiene la capacidad económica y humana no sólo para imaginarnos cosas grandiosas, sino para hacer cambios fuertes y urgentes en esta capital.

Ahora que nos encontramos en medio de la pandemia (ya deberíamos estar de salida -pero esa es otra historia-), en una situación de poca circulación, podríamos aprovechar para reiniciar en algunos aspectos la Ciudad. 

La crisis nos hizo adaptarnos a la fuerza, en menos de una semana... súbitamente; la gente no salió de sus casas y simplemente gran parte de los negocios o actividades se han reinventado para seguir funcionando. Así que, bajo esta óptica, la Ciudad está obligada a quedarse con lo positivo y no regresar a repetir las malas prácticas que ya tenía. Podemos darnos un "reset" un "reinicio", emulando a un ordenador, a una computadora que no se apaga... se medio apaga con la intención de iniciar nuevos programas y ejecutarlos; se "reinicia".


Te sugerimos: Próximo lunes CDMX inicia transición a Semáforo Naranja


A continuación, algunos de los programas que podríamos instalar ahora que nos dieron "reset" a la Ciudad: 

Dentro de las fases de la reincorporación a la nueva normalidad, que sea el transporte público de los primeros en reincorporarse en óptimas condiciones, dando así la señal y oportunidad a la ciudad para basar su movilidad en un transporte público adecuado y motivando a sus ciudadanos para dejar de utilizar los vehículos privados.

Sólo podría ser una oportunidad, si el Gobierno habla con los transportistas para que en el "reseteo" se pongan las pilas y nos den un servicio de calidad, limpio y seguro. El Gobierno podría aprovechar para financiar estas mejoras al transporte público, taxi y microbús.   

Qué tal si con un esfuerzo trascendental se hacen más mejoras al Metro de la ciudad. Como por ejemplo, repasar los actuales sistemas y mejorarlos a fin de que sea confiable en sus horarios. Aumentar la ventilación de tal manera que sea cómodo viajar. Que sean realmente accesibles las estaciones. En cada estación colocar estacionamientos de bicicletas cuidados por un policía. Tomar las medidas adecuadas para la sanitización constante del Metro y gritar a los cuatro vientos que lejos de ser un lugar para infectarse de todo, como solía ser, hoy es de los lugares más limpios y seguros de la ciudad.

No sólo pintar rutas para bicicletas, sino hacer ciclovías, con carriles confinados adecuados, que le den seguridad a los ciclistas. Rutas completas que no se interrumpan y que recorran toda la ciudad. Seguro en el plan de ciclovías ya hay muchas opciones, así que solo habrá que sacar del cajón tantos proyectos y ejecutarlos de manera contundente. 


Te sugerimos: Habilitan dos nuevas ciclovías temporales en Miguel Hidalgo, por pandemia


Que sea el Gobierno de la Ciudad el ejemplo de trabajo desde el hogar, para así invitar a las grandes empresas privadas a que mantengan su programa de trabajo en casa. Que públicamente la administración informe las miles de personas de la administración pública que no volverán a las oficinas, los ajustes salariales a las personas que trabajan desde casa, ya que ahora los gastos de oficina se trasladan al hogar  y públicamente felicite a las áreas e, instituciones autónomas que mejor se adapten a la nueva normalidad.

Es muy importante que sea la titular del Gobierno quien le ponga empeño al "home office", ya que de aquí se podría contagiar al Congreso local y los Tribunales Locales, quienes por cierto, estos últimos, han sido los que menos se han querido adaptar. 

Puesto que habría un nuevo reacomodo gracias al home office obligatorio que nos generó la pandemia y que ahora promueve el Gobierno de la ciudad, siendo muy positivo y dando el ejemplo, sería viable reacomodar también a los alumnos, pues termina pronto el ciclo escolar, para que ahora si estén cerca de su casa y no del trabajo de los padres.

Ya que ahora el hogar o las zonas cercanas al hogar se disfrutan más, la creación de nuevos parques y la remodelación y cuidado de los ya existentes, para dejarlos en excelentes condiciones, sería una buena idea. Con esta acción no solo se fortalecerían las áreas verdes de la ciudad, sino que también se le daría al vecino un espacio de recreación que podría contar con seguridad, actividades culturales, talleres para hacer tareas, internet... en varios casos, una extensión del hogar. 

Muchos temas más podemos incluir en el "reinicio" o en el "reset", como es la producción de contenidos en línea, la consideración a la nueva distribución del dinero en zonas locales, la creación de campañas que nos inviten a caminar, a disfrutar de nuestra localidad... ¡En fin! el "reset" ya está en proceso y espero que estemos cargando los mejores paquetes para la nueva normalidad