[OPINIÓN] Propuesta para atacar la venta de facturas apócrifas

El que escribe cree que la propuesta de nuestra Procuradora es viable, necesaria, incluso impostergable.

Con el propósito de cerrar caminos a la delincuencia organizada, la propuesta de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), que pretende eliminar la venta de facturas por operaciones ficticias, tiene sus tribulaciones.

Se han creado varios foros a través de organismos colegiados, quienes pretenden criticar con la mejor de las intenciones la propuesta, y ha sido la parte conceptual la que más cuestionamientos ha provocado.

La propuesta pretende que cuando cualquier persona, ya sea física o moral, facturen servicios, se retengan las dos terceras partes del IVA que se traslade, así como 10% de la contraprestación por concepto de ISR.

Un problema mayúsculo es definir el concepto de servicios, toda vez que para efectos de la ley del IVA, el concepto es bastante amplio.

Por ello creo que es de suma importancia definir cabalmente qué tipo de servicios serán aquellos que se tipificarán como objeto de retención, ya que al generalizar el concepto dentro del cuerpo de la ley particular puede poner en situación de inseguridad jurídica a un contribuyente, que no distinga cuándo debe y cuándo no retener el citado tributo, por citar algún ejemplo, el cobro de intereses, o bien la posibilidad de disfrutar de servicios de telefonía fija, celular, televisión por cable, cualquier software, gozar de membresías de clubes deportivos, sociales, clases de cualesquiera tipo, etcétera.

Por otro lado, se cuenta ya con una serie de servicios detectados por las autoridades, como las figuras más usadas para los citados fines evasivos; sin embargo, debemos recordar que la delincuencia organizada, regularmente está un paso adelante y busca cómo salirse de las situaciones jurídicas o de hecho previstas en las leyes con el fin de seguir sangrando al erario federal y generando ganancias ilegales motivadas por la demanda de facturas que disminuyen la base imponible y dejan de pagar impuestos.

El que escribe cree que la propuesta de nuestra Procuradora es viable, necesaria, incluso impostergable, y creo firmemente que se debe analizar con mucha precisión en qué conceptos debe existir retención y en cuáles no hacerlo, a fin de permitir que la economía mantenga su movimiento natural, no se vean afectados los que siempre pagan sus impuestos de manera cabal y si permita evitar que se sigan vendiendo facturas apócrifas.

Tenemos mucho por delante y dejo este pendiente a quien corresponda.

TE INTERESA