Para nadie es desconocido que el Ejecutivo ha avasallado y rendido a sus caprichos al poder legislativo y que ahora ha dado muestras claras de que también pretende hacerlo así con el poder judicial. Con ello, busca convertir a México en un país donde los deseos y ocurrencias de un solo hombre sean ley.

Hoy enfrentamos un enorme reto; trabajar para evitar caer en el autoritarismo. Los procesos electorales que concluyen con la elección del próximo 6 de junio, los más grandes de nuestra historia, representan nuestra última oportunidad para frenar la destrucción de México, así como para revertir la ineficiencia de las acciones del Gobierno que nos han sumido en un ciclo negativo de crecimiento económico y de profundización de la pobreza y la inseguridad.

A México le urge una oposición firme, fuerte y que no tenga ninguna duda en decirle a este Gobierno sus verdades; una oposición que le sume a México; que no solo señale aquello que hay que criticar, sino que aporte propuestas concretas y alternativas de solución sobre aquello que señala. Una oposición que sea contrapeso eficaz a las incongruentes decisiones del actual Ejecutivo.

El pasado 12 de abril, tuve el honor de ser nombrado por el Presidente Nacional de mi partido Marko Cortés, como el  Coordinador de la Agenda Legislativa para la próxima Legislatura en la Cámara de Diputados; en ese carácter estoy recorriendo todo el país, para acompañar, escuchar y recoger las mejores ideas de las candidatas y candidatos a diputados federales, para fusionarlas e integrarlas en nuestra agenda legislativa del próximo Grupo Parlamentario del PAN.

Pondré especial énfasis en atender sus propuestas, acerca  de cómo se deberán de abordar los temas que permitan enfrentar con éxito la crisis económica, el desempleo, la inseguridad y el deterioro del sistema de salud.

No hay temas más urgente e importante  para las familias mexicanas que la recuperación económica, contar con un sistema de salud que realmente les sirva, que avancemos en un sistema de vacunación para recuperar la normalidad y, que el Gobierno entienda que nos encontramos en una situación extraordinaria, que exige ayuda genuina y directa hacia las familias.

Le encomienda comprende también recolectar la firma compromiso de cada candidata y candidato a diputados federales hacia los temas que se detallan en las Plataforma de Acción Nacional y de la Coalición Va por México.

La Coalición Va por México surge del llamado de la sociedad a no dividir el voto opositor y a sumar esfuerzos con una agenda muy clara de compromisos por México, tarea urgente ante las acciones y decisiones que el oficialismo morenista está tomando y que están destruyendo a nuestro país.

Como lo mencionó el presidente nacional Marko Cortés: “El rumbo de México está en juego; la República, los contrapesos y las instituciones también, así como las libertades, los derechos y la propia democracia. Y lo más importante, está en juego el futuro de las familias mexicanas: Debemos ser capaces de generar armonía y paz, es nuestra obligación recuperar el empleo y la economía para el crecimiento y el desarrollo, es fundamental que todas y todos tengamos acceso a una salud digna y que las niñas, niños y adolescentes reciban educación de calidad. Por ello, esta catástrofe y retroceso que es provocada por Morena en nuestro país, nos obliga a impulsar, promover y concretar cambios de fondo en beneficio de las familias mexicanas”.

Es así que iremos por el mayor número de espacios para conformar una nueva mayoría legislativa en la Cámara de Diputados, para que se terminen los atropellos por parte del Ejecutivo y de los partidos que cumplen los caprichos a modo y para que se respeten cabalmente los derechos humanos consagrados en nuestra constitución, el Estado de Derecho y los acuerdos internacionales que ha firmado México.