Dejar atrás la pandemia por el Covid-19, no será sencillo. Primero tendremos que evaluar quiénes de los seres cercanos habrán sufrido pérdidas. Deseamos que sean pocas o ninguna. Viviremos momentos tristes al no reconocer un mundo donde las medidas de protección nos impedirán el afecto físico común.

La primera experiencia que tenemos que aprender es que no podemos vivir sin la existencia de los demás, sin esa confianza que permite a las sociedades ser mejores, sin la confianza con nuestros vecinos, los que hoy han demostrado su capacidad de solidaridad.

Hasta este 14 de junio, la Ciudad de México tenía 36 mil 879 casos confirmados de Covid-19 y 4 mil 553 decesos. Muertos que dejan atrás historias familiares y futuros cancelados. En el caso de que los difuntos hayan sido los responsables de llevar alimento al hogar, es indispensable que el Gobierno de la Ciudad de México apoye a las familias.

Una sociedad no puede detenerse. Tiene que seguir caminando para evitar que las personas sufran los efectos de una crisis económica mundial que se ve imparable. Esta semana, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador ha sugerido la posibilidad de salir de casa, de no detenernos. Su observación fue cuestionada por una parte de la oposición que, sin propuestas claras, espera solamente reaccionar en contra.


Te sugerimos: Compras de pánico de Dexametasona en CDMX porque promete acabar con Covid


A su vez, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, adelantó la posibilidad de que el 22 de julio, transitemos del semáforo rojo al naranja, con lo que se podrán realizar actividades prioritarias para la sociedad.

En esta Ciudad hay necesidades apremiantes, pensemos en el número de mujeres responsables del hogar que no han podido trabajar y que, por lo tanto, tienen recursos insuficientes para tener los alimentos básicos. De acuerdo con cifras del Instituto de la Mujer, en la Ciudad de México un 35.7% de los hogares dependen de una mujer (uno de cada tres).

¿Qué está sucediendo en esas casas donde no llegan los recursos? ¡Tenemos que ayudarlas! No podemos permitir que la falta de recursos rompa el desarrollo y capacidad que tienen las familias para seguir avanzando.


Te sugerimos: Compras de pánico de Dexametasona en CDMX porque promete acabar con Covid


Desde las oficinas que tenemos en la Alcaldía de Venustiano Carranza, hemos ayudado a las personas para que las familias tengan un piso básico para en enfrentar la pandemia.