A casi dos años del cambio de Gobierno, muchos partidos políticos y profesionales del tema siguen cometiendo una y otra vez los mismos errores del pasado. Evidentemente, el mensaje que en 2018 envió la ciudadanía no les llegó, y si por casualidad lo recibieron, invierten toda su capacidad y esfuerzo en negarlo. 

¿De verdad, no han entendido que el pueblo rechazó de manera abierta y tajante a ciertos personajes y conductas que dañaron profundamente la política y la Ciudad?

Me refiero, al proceso que los mini partidos están resolviendo (entre esta semana y la próxima), el cual enviará un clarísimo mensaje a la sociedad, si serán un digno, real y verdadero vehículo de representación, o serán la misma simulación de siempre (que por cierto ya rechazó la ciudadanía y lo volverá a hacer).

Me refiero, a Movimiento Ciudadano en la Ciudad de México, que se quedará como la gran promesa y que perderá absolutamente toda seriedad, si es que Dante Delgado confirma que el asistente y chofer de Alejandra Barrales dirigirá ese partido en la CDMX rumbo al proceso electoral 2021, y si en el acuerdo con la señora de las Lomas y Miami, ésta cobrará su derrota en 2018 con la plurinominal 1 al II Congreso de la Ciudad de México vía su incondicional, Roi Torres. En el lugar 2 a la novia de Jorge Álvarez Maynez, Secretario General y en el 3 a Alejandro Piña.

Me refiero, a que en Redes Sociales Progresistas resultará una aberración que Pedro Pablo de Antuñano, detenido en 2016 con 600 mil pesos sin justificar, dirija y se encamine a la plurinominal 1, afirmando que es un acuerdo bajo el mandato de Marcelo Ebrard. Si esto se confirma Fernando Gonzalez abonará muy poco a un partido de reciente creación que ya de por sí tiene la sombra de Nueva Alianza y la maestra Elba Esther Gordillo.

Me refiero, a que en Fuerza Social, el hijo de Pedro Haces se perfila a dirigir el partido de su padre y a ser el plurinominal 1 en el Congreso de la CDMX. La CATEM o los herederos de la "güera" Rodríguez Alcaine y la CTM hasta en eso cuidaban más los detalles y las formas. Que vergonzosa presentación.

Me refiero a que en el PRD Nora Arias ex jefa delegacional y pareja de Víctor Hugo Lobo ocupa la plurinominal 1, y negocia con Julio César Moreno para que su hermano, Israel Moreno sea el plurinominal número 2.

Me refiero al PRI, con los mismos de siempre y con cada día peor fama, Cuauhtémoc Gutierrez de la Torre que encamina a su subordinado y cómplice Israel Betanzos a ser por tercera ocasión diputado plurinominal 1 y su pareja sentimental plurinominal 2.

Me refiero al PVEM, donde Jesús Sesma se aferra a la plurinominal 1 y Elizabeth Mateos a la 2, eso si es que logran mantener el registro, que a menos que terminen por cerrar un acuerdo político con Morena, se ve casi imposible.

Me refiero, a que el PAN no se cansa de dar señales de que el mote de cartel inmobiliario no fue gratuito, preparando la plurinominal 1 para Andrés Atayde, el hoy presidente del partido en la CDMX y subordinado de Jorge Romero, el numero 2 para otra incondicional de Romero, el 3 para Ernesto Sanchez, empleado de Romero.

De esta manera demuestran que no entendieron absolutamente nada de lo sucedido en 2018, que ignoran el sentimiento de la población y cuáles son sus anhelos y miedos para el 2021. Que definitivamente quienes establecen la misión, visión y valores de la política siguen utilizando las cuotas de género únicamente para cumplir con la ley, verse progresistas y el acomodo de sus intereses personales.

Apenas están iniciando y ya comenzaron a necear...

Sin duda varios partidos políticos terminarán sin registro y otros, serán castigados nuevamente. 

Por lo que vemos Morena hace bien en estirar lo más que puede el proceso para medirlos y diferenciarse de ellos. Pero ante esto, tampoco se requiere de mucho talento o estrategia.

¡Vaya necedad!

**La opinión de nuestros colaboradores no refleja la postura del medio