A poco menos de un año de que la Ciudad de México celebre el próximo proceso electoral intermedio de julio de 2021, en Acción Nacional estamos listos para dar la batalla y lograr que nuestra ciudad sea un mejor lugar para vivir, con mayor seguridad y atrayendo proyectos de inversión que generen oportunidades de trabajo para que la gente pueda salir adelante de la difícil situación en la que actualmente nos encontramos.

Es por ello que desde el primer día de esta dirigencia, hemos trabajado en el PAN capitalino para lograr un partido sano y unido, con una militancia cohesionada y fortalecida, que sea capaz de salir a las calles para convencer a las y los capitalinos de que nuestra ciudad merece un mejor futuro, de que Sí Hay de Otra y que esa opción es Acción Nacional.

Hoy ya no hay ninguna duda. En tan sólo un año y medio de los Gobiernos de Morena han demostrado que no llegaron al poder a cambiar las cosas. Hoy es más claro que el agua que su proyecto es el de regresar al pasado, el de controlar a las instituciones, el de eliminar los contrapesos políticos y el de mantener e incrementar la pobreza e ignorancia, para que a través del ejercicio discrecional de todos los recursos a su disposición, puedan seguir controlando mediante dádivas las conciencias de la gente.

En tan poco tiempo se desenmascararon y hoy sólo hay de dos: el proyecto de Morena, que mira hacia el pasado y toma pésimas decisiones en política económica, que queda mucho a deber en materia de seguridad y que no está a la altura de sus promesas en lo social; o el de los ciudadanos y de Acción Nacional, que tiene experiencia, capacidad y que ha demostrado que Sí Hay de Otra como sucede en la alcaldía Benito Juárez y en todos y cada uno de los rincones en donde gobierna Acción Nacional.

Dentro de poco menos de un año, las y los capitalinos podremos decidir qué queremos para nuestro futuro y particularmente para el futuro de nuestras alcaldías. Con el voto, todos podremos ayudar a enderezar el rumbo no sólo de la ciudad, sino del país, logrando detener las mayorías artificiales de Morena en el Congreso local y federal, gobernando mejor y más alcaldías en la ciudad y logrando más concejales que frenen las malas decisiones de aquellas demarcaciones en donde no gobernemos.


Te sugerimos: AMLO y Morena, con niveles históricos de desaprobación de cara a 2021


Con el voto, decidiremos si volvemos al pasado o miramos al futuro. De ahí que la elección intermedia del próximo año tenga tanta relevancia, no sólo en nuestra vida presente, sino en el futuro de las demás generaciones que han de ocupar nuestra ciudad.

Si es necesario y pertinente, Acción Nacional, como la primera fuerza de oposición que somos, no dudará ni un momento en encabezar un frente común opositor que coordine los esfuerzos de todos aquellos que quieran sumarse para combatir la corrupción, la impunidad, la inseguridad y el mal Gobierno que actualmente tenemos.

Una vez que hemos logrado un partido unido y fortalecido y con una plataforma sólida de ideas y propuestas para solucionar los problemas de la ciudad, a partir de ahora trabajaremos día a día para invitar y convencer a las demás fuerzas políticas y a todos los ciudadanos libres de la ciudad para que respalden con su voto el futuro que necesita esta ciudad.

Por eso, desde hoy, pues no es cosa menor, hacemos un llamado a toda la gente de buena voluntad, que la hay, incluso militando en otros partidos políticos, para que juntos logremos en nuestra ciudad un verdadero cambio con modernidad, con futuro, con paz, con progreso y con oportunidades para todos.

En Acción Nacional no nos interesa pactar con quienes representan la continuidad de este Gobierno fracasado ni con quienes quieren regresar al pasado autoritario. Nos interesa hacer un frente común con los ciudadanos que serán los verdaderos agentes del cambio.

Vamos juntos todos, no nos dividamos como quieren hacerlo. Sólo juntos podremos recuperar la paz y la tranquilidad. Solo juntos podremos vencer la corrupción, la impunidad y la pobreza. Vamos juntos con Acción Nacional, pues ¡Sí Hay de Otra!