[OPINIÓN] Impuesto mexicano a servicios en la web

El 6 de septiembre nuestros congresistas dejaron en el tintero una propuesta para crear un impuesto de 3%, que gravará los servicios digitales.

La velocidad que alcanzan los desarrollos en internet, ha permitido que el comercio crezca a pasos agigantados y desde cualquier parte del mundo genere riqueza, pero ante esta avalancha de cambios, las administraciones tributarias se preguntan: ¿Quién paga los impuestos?

Empresas mundiales generan utilidades muy importantes en México y no dejan una derrama impositiva en nuestro país por servicios que se comercializan a través de la web. Situación que, incluso, no es ajena en otras partes del mundo.

Este fenómeno se debe a que las grandes multinacionales deciden dejar las utilidades base de impuestos patrimoniales en el país donde tengan las tasas impositivas más bajas.

El 6 de septiembre nuestros congresistas dejaron en el tintero una propuesta para crear un impuesto de 3%, que gravará los servicios digitales.

Al darle una lectura me doy cuenta que, quizás, tanto los congresistas como su servidor, no tenemos claro lo que se debe gravar o cómo hacerlo.

Primero, tipifican como causante a la persona física o moral que teniendo residencia en territorio nacional, o sin tener residencia, radique un establecimiento permanente en el país, pero la mayoría de las grandes compañías con servicios en la web son residentes en el extranjero.

Abundando más allá de lo que pareciera evidente, se da, un absurdo quizás, cuando existen criterios que coinciden en que al hablar de establecimiento, se presume un lugar físico de negocios, y lo primero que debemos de tener en cuenta, es que precisamente la debilidad del Impuesto Sobre la Renta para gravar estos ingresos, es la ausencia del multicitado establecimiento físico.

De aquí las cosas, que la citada ley debería considerar el tipificar al residente en el extranjero con fuente de riqueza en territorio nacional, o bien definir el establecimiento permanente como cualquier lugar físico o virtual de negocios donde mexicanos adquieran productos a través de los multicitados servicios digitales.

Otro de los problemas es que la propuesta habla de una base sobre ingresos menos deducciones, sin embargo no tenemos artículo alguno que hable de las deducciones, por lo que valdría la pena aterrizar de manera más responsable la base, y dejar que algunos expertos en legislación tributaria le den una revisadita al proyecto y lo mejoren.

Desafortunadamente la extensión de la columna nos limita, pero tendremos mucha más tela que cortar, y en vía de mientras dejo este par de pendientes a quien corresponda.

Te puede interesar:

[VIDEOS] Tramo ‘maldito’; en menos de un año tres accidentes viales en la México-Toluca

Sobrevive a accidente mortal en la México-Toluca la directora de Reinserta

TE INTERESA