México ha rebasado el millón de personas contagiadas y la cifra de los 100 mil muertos oficialmente registrados. De acuerdo con informes de octubre pasado, 127 mil 054 de esos contagios corresponden a trabajadores del sector salud, en donde han fallecido 1,790 personas; con ello, nuestro país ocupa el tristísimo primer lugar de muertes de personal médico de primera línea en la atención a la epidemia en el mundo.

En reconocimiento a lo anterior, el pasado 4 de noviembre, en una sesión sin precedentes, pues se implementó un nuevo modelo de sesiones por la contingencia sanitaria, aprobamos en el pleno de la Cámara de Diputados con 444 votos a favor (emitidos de forma presencial y mediante la plataforma zoom), otorgar de manera excepcional la presea al Mérito Cívico “Eduardo Neri, Legisladores de 1913”, al personal médico que ha atendido a quienes han padecido del virus SARS-CoV-2 (Covid-19).


Te sugerimos: [ÚLTIMA HORA] México se aproxima a las 100 mil muertes por Covid-19


La presea fue instituida para ser otorgada a aquel ciudadano o ciudadana que se haya destacado por sus hechos cívicos, políticos o legislativos a favor de la nación; como un homenaje al abogado guerrerense Eduardo Neri Reynoso, quien, desde la tribuna de la Cámara de Diputados, en 1913, se opuso al golpe de Estado orquestado por Victoriano Huerta en contra del presidente Francisco I. Madero.

El personal médico de nuestro país y sus familias, requieren de nuestro apoyo urgente como sociedad. Están en la primera línea de lucha contra el Covid-19, brindando atención a la población. Sin embargo, pareciera  que sus derechos como ciudadanos y como personas no son prioridad, porque no se garantizan las medidas de prevención adecuadas en las unidades médicas y hospitales. Los equipos de protección personal no están llegando con la calidad que se requiere o son insuficientes; por tal motivo muchos miembros del personal médico han tenido que vivir lejos de sus seres queridos, por temor a contagiarlos.


Te sugerimos: Se cumple un año de primer caso de Covid-19; él fue el “paciente cero”


Esta lucha contra el virus SARS-COV-2 (COVID-19) aún no se acerca a su fin; miles de hombres y mujeres, incluidos médicos, enfermería, odontología, laboratorio, psicología, nutrición, trabajo social, medicina prehospitalaria, así como el personal administrativo, de mantenimiento y vigilancia, están en desventaja; pero aún en las condiciones más adversas en las que se encuentran continúan sin bajar la guardia y con todo el ánimo de trabajar y proteger la salud de las personas en este entorno excepcionalmete adverso, incluso a costa de su calidad de vida y la de sus familias.

Tal y como lo externó el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, en Acción Nacional “estamos a favor de la reforma y del máximo reconocimiento a quienes perdieron la vida sirviendo a sus semejantes, pero también estamos a favor de que en el Presupuesto de Egresos haya claridad y recursos suficientes para dotar de insumos y material médico y de protección para el personal de todos los hospitales, clínicas y centros de salud del país. Estamos a favor también de que se etiquete el recurso para la vacuna próxima a llegar”, con el fin de que no haya desviaciones de los  recursos destinados para ello.


Te sugerimos: Se cumple un año de primer caso de Covid-19; él fue el “paciente cero”

Te sugerimos: [ÚLTIMA HORA] México SUPERA el MILLÓN de personas INFECTADAS de Covid-19


Ante el crecimiento de casos y de fallecimientos y la desastrosa atención a la pandemia por falta de una estrategia de Gobierno, nuevamente hacemos un llamado al Gobierno Federal para que se implementen acciones de mitigación y contención, tanto de  la crisis sanitaria, como de las consecuencias económicas de la misma. Es inadmisible que las víctimas fatales se sigan sumando; la sociedad, la clase política, los gobiernos federal, estatales y municipales, debemos conjuntar esfuerzo para contener la situación por la que atravesamos.

Estamos de acuerdo en otorgarles una simbólica presea a todas y todos, pero exigimos que el máximo reconocimiento por parte del Estado mexicano a su trabajo se muestre de forma más tangibles,  mejorando sus condiciones laborales y con apoyos a sus familias, entre otros.  Además, propusimos que para que nunca olvidemos su sacrificio, en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados quede inscrito la leyenda “A los Martires de la Medicina en México”.


Te sugerimos: Se cumple un año de primer caso de Covid-19; él fue el “paciente cero”

Te sugerimos: Amplía Gobierno convenio con hospitales privados para atender Covid-19


Adicionalmente, exigimos al ejecutivo federal revierta la instrucción otorgada a la Secretaría de Hacienda en relación al decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, el cual establece los lineamientos para el pago del aguinaldo del presente año.

En dicho decreto, se estableció que, con motivo de la emergencia sanitaria derivada del virus SARS-CoV2 (COVID-19) y que ha repercutido en la situación económica en México, se llevaran a cabo una serie de medidas de austeridad y racionalidad en el gasto público de observancia en las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, con el propósito de reorientar recursos para enfrentar la pandemia. Con ello se, afecta a miles de trabajadores de salud que laboran en el ISSSTE y el IMSS en su percepción por concepto de aguinaldo; pues lo disminuye hasta en un 50 por ciento.

Es inadmisible que esta acción incluya al personal de salud, quienes han realizado sacrificios para combatir esta pandemia, incluso pagando en ocasiones por sus propios equipos de protección personal.

Las y los médicos cuentan con el Grupo Parlamentario de Acción Nacional para ayudarlos en su lucha por la salud de los mexicanos; la mejor manera de solidarizarnos es cuidándonos, tomando todas las medidas que sean necesarias para que para que podamos evitar más contagios.

Nuestra admiración, reconocimiento y respeto siempre al personal médico que tanto ha hecho por nosotros en esta emergencia.