Para nadie es desconocido que la evasión fiscal es uno de los grandes retos que tiene nuestro país y que, sin duda, su combate requiere acciones claras y eficientes para reducirla. Sin embargo, en Acción Nacional estamos convencidos que el camino no es implementando mecanismos que violen los derechos humanos y que podrían equiparse a un ejercicio de ‘terrorismo fiscal’.

Durante la pasada sesión del 19 de septiembre, en el pleno de la Cámara de Diputados, se presentó un dictamen con el que se inició la discusión del Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2021 sobre la Miscelánea Fiscal; integrada por las Leyes del Impuesto sobre la Renta, Impuesto al Valor Agregado, Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y, Código Fiscal de la Federación.


Te sugerimos: Frenan en el Senado el ‘Big Brother’ fiscal del SAT para hacer fotografías


El grupo parlamentario de Morena y sus aliados impulsaron modificaciones a las facultades de la autoridad fiscal, el Servicio de Administración Tributaria (SAT); particularmente en los artículos 45, 69 y 137 del Código Fiscal de la Federación, los cuales, bajo el pretexto de ampliar las herramientas de documentación de los inspectores del SAT, en realidad pretenden invadir la privacidad de las personas.

Esta modificación, enviada por el Ejecutivo Federal, busca facultar el ingreso  de la autoridad a los domicilios fiscales de los contribuyentes (inclusive si estos son sus domicilios particulares), para que documenten lo que exista dentro de dichos domicilios,  realicen un registro electrónico de su interior y de sus pertenencias, recabando información e imágenes a través de cámaras fotográficas y de video, grabadoras, teléfonos celulares y otros; sin que haya una garantía de que esta información no será usada de una manera indebida; poniendo en riesgo la privacidad y la integridad de los contribuyentes y sus familiares.  Resulta muy clara la política recaudadora “terrorista” instrumentada por el gobierno federal.


Te sugerimos: [ATENCIÓN] SAT sí podrá tomar FOTOS y VIDEOS de tu CASA a partir del 2021


Los diputados de Acción Nacional como una oposición responsable, expresamos nuestro desacuerdo de manera rotunda ante  tal imposición, pero la mayoría de Morena y sus aliados aprobaron dichas reformas. No hubo voluntad para impedir esos cambios, ni siquiera para discutir sus posibles consecuencias en la seguridad e integridad de las personas y sus pertenencias. En ese sentido, estamos ante un SAT convertido en policía fiscal, en contra de la los contribuyentes de nuestro país.

Esta acción incluso atenta en contra del artículo 16 constitucional, que es muy claro, las autoridades fiscales pueden realizar visitas domiciliarias apegándose a las formalidades descritas para cateos y en estos no se permiten tomar  imágenes. En una miscelánea fiscal, se otorgaron así mayores facultades que las establecidas por la Constitución.

Al rechazarse en el Senado dichas modificaciones, exigimos que previo a cualquier amago de implementación de esta nueva imposición, se establezcan controles claros que permitan salvaguardar la integridad, confidencialidad y no divulgación de los datos personales que se obtengan a través de los medios tecnológicos y que se encuentren por este medio en posesión del SAT.


Te sugerimos: AMLO rechaza que SAT vaya a espiar las viviendas de contribuyentes


La política económica recaudatoria, requiere urgentemente de una conducción económica con visión de país, no sólo aumentar impuestos y desaparecer fideicomisos, sino de una evaluación de los proyectos prioritarios en los que se destine el dinero público de manera responsable.

Estamos a favor de combatir la evasión fiscal, pero sin atentar contra los derechos consagrados en la Constitución, como la seguridad de los contribuyentes y la protección de sus propiedades.

Hoy más que nunca seguiremos dando la batalla contra las imposiciones y las iniciativas, sin sentido y sin rumbo, que está implementando este Gobierno, que supuestamente quiere transformar a México, cuando lo que está haciendo es un retroceso en todos los sentidos.