La pandemia por la Covid-19 ha puesto a prueba al Congreso mexicano, ha tenido que adecuarse a respetar la sana distancia, pero también a no parar el trabajo legislativo; sin embargo, aún hay muchos temas pendientes que deben abordarse. La inseguridad en nuestro país es creciente, la falta de dinero en el bolsillo de los mexicanos es lacerante y los números de decesos por coronavirus alarman.

Es necesario reconocer que se han logrado acuerdos importantes en el Poder Legislativo. Uno de los consensos logrados es el de reconocer el acceso a recursos directos para adultos mayores, personas con discapacidad y estudiantes en situación de pobreza.


Te sugerimos: [ÚLTIMA HORA] Senado DESPENALIZA el USO LÚDICO de la MARIHUANA


Otro avance es la creación de un tipo penal para sancionar a quienes difundan sin consentimiento imágenes o audios de contenido íntimo de una mujer y las violenten a través de las redes sociales, lo que también se le conoce como Ley Olimpia.

Es necesario reconocer la pluralidad y los consensos que hemos logrado este año para que a través de la ley haya una verdadera justicia laboral, que sea rápida, accesible y deje de haber juicios que duren años, con la nueva Ley Orgánica del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, desde el legislativo buscamos que el derecho humano al trabajo sea una realidad para los mexicanos.

Es vital que el próximo año contemos con instituciones a la altura de los retos históricos que tenemos, urgen decisiones que beneficien a los mexicanos en su salud, en su bolsillo y en su seguridad.

Los mexicanos merecen tener un Gobierno que garantice sus derechos humanos. El próximo año será fundamental para la democracia en nuestro país, necesitamos instituciones electorales fuertes y ciudadanos que reconozcan la importancia de su voto para que acudan a las urnas y tengamos elecciones transparentes y democráticas para beneficio de todos, más allá de colores o ideologías, para que todos podamos construir un mejor país.

A pesar de que ha sido un año turbulento para nuestro país debemos reconocer lo que se ha logrado, pues las victorias no son de un partido político si no de todas y todos los mexicanos.

Debido a la crisis de salud que actualmente vive el mundo, lamentablemente el siguiente año pinta para ser complejo; sin embargo, con arduo trabajo y estrategia, México podrá salir avante.