La seguridad es una de las principales demandas de la ciudadanía y es que, durante años, las políticas públicas empleadas en esta materia han tenido por objetivo el de perseguir y castigar a los delincuentes. Sin embargo, con la llegada de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, se han comenzado a construir nuevos mecanismos de acceso a la justicia en la capital que priorizan la prevención del delito.

Nos encontramos ante un cambio de paradigma muy importante en materia de seguridad, en la actualidad, comenzó una transformación de fondo sobre la concepción de la seguridad que puso en el centro del debate a las víctimas del delito, con el cambio de seguridad publica a seguridad ciudadana.

El nuevo modelo de seguridad no se trata exclusivamente de la reducción de los delitos, es una estrategia transversal que busca mejorar la calidad de vida de la población a través de acciones comunitarias con las cuales se pueda prevenir la criminalidad y se genere un sistema de seguridad eficaz, que permita atender las causas de la delincuencia.


Te sugerimos: Si habrá Grito de Independencia y también desfile, confirma AMLO


Es ahí, donde la acción legislativa se vuelve parte fundamental de este proceso, ya que tiene la posibilidad de vincular la acción ciudadana con la creación de mecanismos que recojan sus demandas y nos den la posibilidad de construir mejores condiciones que garanticen el acceso a sus derechos.

Otro cambio muy importante tiene que ver con la procuración de justicia y con la posibilidad de que podamos avanzar en una fiscalía enfocada en la ciudadanía, que tenga como objetivo terminar con todos esos años, donde el manejo corrupto en la procuración de justicia y de las carpetas de investigación minaron la confianza de las y los capitalinos.

Es importante mencionar que la procuración de justicia depende de todas y todos, debemos integrar a todos los entes que se encuentran involucrados en el proceso de construcción de seguridad, es decir, debemos restaurar la confianza que tiene la ciudadanía en las instituciones, pero también, debemos concientizar sobre la importancia que tiene el papel de la denuncia para poder hacer valer este derecho.

Las y los ciudadanos somos sujetos activos capaces de cambiar la realidad en la que vivimos, en medida que se comparte esta convicción comienza la verdadera transformación. En Morena necesitamos una militancia activa y crítica que como partido movimiento nos ayude a observar y señalar las faltas de lo que sucede con la representación popular.

Hoy en día, tenemos la posibilidad de rediseñar los mecanismos de acceso a la justicia, pero depende de nosotros contribuir a crear mejores condiciones para todas y todos. La 4T significa construir un verdadero Estado de derecho y tiene como fundamento la creación de un sistema donde todas y todos podamos acceder a la justicia.

*Vicecoordinador de Morena en el Congreso CDMX