[OPINIÓN] Conoce los entornos escolares más peligrosos en CDMX con ‘Caminito de la Escuela’

El proyecto Caminito a la Escuela creó una base de datos donde se puede consultar los entornos escolares con mayor número de atropellamientos.

Pese a que más de 57.8% de los estudiantes en México acuden caminando a sus centros de estudio, las políticas en materia de movilidad y de seguridad vial destinan la mayoría de los recursos a la infraestructura vial para el automóvil privado, dejando escuelas atrapadas entre vías primarias, distribuidores viales y periféricos, generando desigualdad y favoreciendo los riesgos viales.

De hecho en México la primera causa de muerte en infantes de 1 a 10 años y jóvenes de entre 11 y 17 años son los accidentes viales.

Bajo las condiciones anteriormente mencionadas se creó Caminito de la Escuela, un proyecto de Liga Peatonal que busca salvar la vida de niñas y niños a través de datos abiertos, la participación ciudadana y la vinculación con Gobiernos.

En su primera etapa, llamada “Conoce” (www.caminitodelaescuela.org/conoce.html), Caminito de la Escuela mapea 7 mil 990 escuelas de nivel guardería, preescolar y primarias, públicas y privadas, en la Ciudad de México y las colocó en un mapa junto los registros de personas atropelladas en incidentes de tránsito. Al cruzar estos datos la plataforma permite identificar el nivel de riesgo de las escuelas que se ubican en los cuadrantes (de 500 metros) con alta accidentalidad peatonal.

Plataforma de Caminito de la Escuela  permite conocer el grado de peligrosidad de entornos escolares de la Ciudad de México.

Los datos obtenidos a partir de este estudio permiten identificar que 74% de todos los atropellamientos en Ciudad de México ocurren en un rango de 9 a 200 metros de las escuelas. Además,  5% de las intersecciones (188) concentran  20% de personas atropelladas.

Además Caminito de la Escuela permite identificar los entornos más peligrosos y las escuelas que se encuentran en estos, de tal forma que el estudio indica que las 10 escuelas con mayor peligrosidad se ubican en la alcaldía Cuauhtémoc, una de las zonas con más cruceros peligrosos en la CDMX.

Asimismo, los colegios con el mayor nivel de peligrosidad es la primaria pública Ignacio Manuel Altamirano y la primaria pública Dr. Belisario Domínguez, ubicada en la calle Héroes 27, de la colonia Guerrero, en el Centro Histórico.

Cientos de estudiantes y madres y padres de familia que acuden a estas escuelas tienen que cruzar la intersección de Av. México-Tacuba.

Otras escuelas con entornos peligrosos son el Colegio San Ignacio de Loyola y el preescolar Juan Jacobo Rousseau que se ubican en la colonia Centro. La primaria Horacio Mann, localizada en la calle de Abraham González 151, en la colonia Juárez, representa al quinto crucero más peligroso y en la sexta posición se encuentra la primaria María Estuardo, en la calle Magnolia 90, de la colonia Guerrero.

La investigación pone en manifiesto que la alcaldía con mayor riesgo vial para los peatones es Cuauhtémoc, al registrar 24 de las 25 escuelas en los cuadrantes con mayor incidencia en atropellamientos, Mientras que en segundo lugar se encuentra Gustavo A. Madero.

El principal problema es que las escuelas han terminado rodeadas de redes viales anchas, con falta de semaforización, señalización e infraestructura que permita una buena gestión de la velocidad.

Esto último resulta de suma importancia, pues varias escuelas, como la escuela Horacio Mann, se encuentran sobre una vía primaria, es decir, una vía en la que el Reglamento de Tránsito permite desplazamientos a 50 km/hr. Sin embargo el mismo reglamento indica que en zonas escolares la velocidad máxima permitida es 20 km/hr.

De esta manera, sin infraestructura adecuada las escuelas presentes en vías primarias resultan en entornos peligrosos para las y los estudiantes.

Av. Chapultepec y Av. Cuauhtémoc, entorno que transitan estudiantes de la Escuela Horacio Mann.

Caminito de la Escuela, en su primera fase “Conoce”, resulta es una herramienta útil para madres y padres de familia, autoridades escolares y gobiernos para conocer que entornos deben ser intervenidos para garantizar la seguridad de miles de niñas y niños que transitan a sus escuelas. El estudio estima que interviniendo el top 3 de entornos peligrosos por alcaldía se impactaría a más de 17 mil niños y se evitarían hasta 163 atropellamientos por año, mientras que intervenir el entorno más peligroso por delegación se favorecería a más de 7 mil niños y se lograría evitar hasta 57 atropellamientos por año.

TE INTERESA