Las mujeres a lo largo de la historia, hemos vivido distintos tipos de violencia, ya sea física, económica, sexual, psicológica, política, feminicida y ahora hay otra nueva forma de agresión, esa es la violencia digital.

A estas reformas que describo a continuación se les conoce como la Ley Olimpia, porque fue justamente Olimpia Coral, una mujer poblana quien después de ser violentada con la difusión de sus imágenes íntimas, empezó esta lucha a la cual se sumaron mujeres, colectivos y legisladoras para frenar a través de la ley, esto que hoy lamentablemente es muy común, la agresión para mujeres en internet y en redes sociales.


Te sugerimos: Violencia digital ya es delito en todo México; Senado aprueba 'Ley Olimpia'


Por unanimidad, todos los partidos políticos estuvieron de acuerdo en este tema, porque más allá de la ideología, el interés superior debe ser proteger a las mujeres quienes son afectadas principalmente. Bien por Olimpia. Bien por la ley. Mal por los agresores. Ojalá esta violencia termine.


Te sugerimos: La REVOLUCIÓN de MUJERES MEXICANAS: 5 grandes logros del FEMINISMO


Lo señalado, consistió en adicionar al Código Penal Federal un tipo penal que establece “Comete el delito de violación a la intimidad sexual, aquella persona que divulgue, comparta, distribuya o publique imágenes, videos o audios de contenido intimo sexual de una persona que tenga la mayoría de edad, sin su consentimiento, su aprobación o su autorización. Así como quien videograbe, audiograbe, fotografíe, imprima o elabore, imágenes, audios o videos con contenido intimo sexual de una persona sin su consentimiento, sin su aprobación o sin su autorización".


Te sugerimos: [HISTÓRICO] Mexicano pasará 3 años encarcelado por vender packs de amigas


En el mismo sentido, reformamos la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia con la finalidad de erradicar también la agresión mediática, que se define como “todo acto a través de cualquier medio de comunicación, que de manera directa o indirecta promueve estereotipos sexistas, haga apología de la violencia contra las mujeres y las niñas, produzca o permita la producción y difusión de discurso de odio sexista , discriminación de género o desigualdad entre mujeres y hombres, que cause daño a as mujeres y niñas de tipo psicológico, sexual, físico, económico, patrimonial o feminicida.”   

La Ley Olimpia, ha demostrado que las grandes ideas no siempre vienen de una institución, las grandes luchas provienen de la ciudadanía, de la sociedad organizada, disciplinada y trabajadora que no se amedrentó y que sigue construyendo.