En lo que ya se les viene haciendo una costumbre a la regenta Sheinbaum y su pandilla de legisladores en Morena pretenden cometer otro asalto a mano legislativa en contra de habitantes de la CDMX y de las recientemente electas COPACOS.

No conforme con el atraco por mas de 28 mil de pesos que se ejercerán de manera discrecional, sin transparencia y sin el contrapeso de la adecuada fiscalización por parte del Congreso de nuestra ciudad sino hasta principios de 2022 que la ASCDMX presente el informe de resultados de las auditorías de la Cuenta Pública 2020, ahora quieren asaltar a las COPACOS y a los vecinos que el 15 de marzo votaron y eligieron sus proyectos de presupuesto participativo.

Con absoluto desprecio por la voluntad del pueblo sabio capitalino, ahora buscan cancelar los proyectos en aras de la pandemia que según ellos imposibilita la realización de las asambleas vecinales para definir las Comisiones de Ejecución y de Fiscalización de los proyectos, que irónicamente fue el modelo copiado de Curitiba que tanto presumió Morena para evitar el manoseo y manipulación política de los partidos en dichos recursos.


Te sugerimos: ¡Toma precauciones! Metro Zócalo opera con horario especial


Se trata de un burdo atraco sin sentido, pues mientras se escudan en la pandemia como la razón para evitar reuniones presenciales de vecinos, hemos escuchado verdaderas sandeces de Ripley como la reapertura del Centro Histórico por orden alfabético (sic), la reapertura por sólo una hora de centros comerciales, e incluso ver al presidente sin tapaboca visitar un conocido restaurante, para eso sí hay condiciones sanitarias de sana y libre convivencia, pero para convocatorias vecinales no las hay como si el comportamiento del virus fuese diferente en función del tipo de evento.

Es tal el cinismo y el descaro de la regenta que se atrevió a defender el atraco diciendo que fue un acuerdo entre ella y los alcaldes y alcaldesas, lo cual es un insulto a la inteligencia de todos, pues aún si fuese cierto, el dinero y la decisión la tomaron los vecinos y las COPACOS, no es dinero ni de ella ni de las alcaldías, bonita lógica científica de “hágase la voluntad en los bueyes de mi compadre”.

Este atraco choca con la máxima política de Morena que pregona que el pueblo sabio manda, y en este caso el pueblo ya fue sabio y eligió, y la regenta, los alcaldes y alcaldesas y por supuesto, el Congreso debemos respetar la voluntad de los vecinos emitida en la urna el 15 de marzo y decirle NO al nuevo robo a mano legislativa de la regenta.