La falta de visión de este Gobierno afecta a las familias mexicanas y cada día el dinero alcanza para menos.

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación, la gasolina y el diésel subieron de precio a partir del primero de enero.

El impuesto a la gasolina Magna pasará de 5.11 a 5.49 pesos por litro; la Premium pasará de 4.31 a 4.63 pesos y el diésel pasará de 5.62 a 6.03 pesos.

Estos incrementos no sólo afectan a quienes tienen un automóvil o a los transportistas. El problema radica en que los precios de los productos que consumimos se encarecerán.

El tomate, el jitomate, la cebolla, el pollo, volverán a subir sus precios. Y todo, por las malas decisiones de este Gobierno de no reducir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Si bien la Secretaría de Hacienda otorgará un estímulo en los precios de la gasolina y diésel del 1 al 7 de enero, todos sufriremos el alza a partir del 8 de enero. Que buen regalo de reyes, ¿no?

Otros productos que también sufrirán un incremento son las bebidas saborizadas, es decir, los refrescos y jugos costarán 6.86% más.

Además, viajar será más caro. Los vuelos nacionales e internacionales aumentarán sus precios 6.2% por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA). Como siempre, las políticas de este Gobierno seguirán afectando a los mexicanos, a la inversión y a la movilidad.

¿Hasta cuándo este Gobierno tomará medidas que beneficien a los mexicanos?

¿Hasta cuándo la 4T dejará de ser una fábrica de pobres?

En otro tema, es necesario continuar levantando la voz por lo que a todas luces es una consigna política y una irresponsabilidad jurídica. No obstante, el Presidente de la Cámara de Diputados no ratificó la denuncia, su irresponsabilidad está hecha y ante ello, esperamos que las autoridades correspondientes emitan el acuerdo del no ejercicio de la acción penal y este tema que evidentemente vulnera a las instituciones no se vuelva a repetir.

El Presidente de la Cámara de Diputados pasará a la historia con uno de los peores retrocesos democráticos en nuestro país, ya que primero vulneraron al INE y después los amedrenta penalmente. Este hecho describe el autoritarismo con el que hoy el partido en el poder ejerce su cargo.

El cierre de este lamentable tema está obligado a darse ya por el bien de las instituciones.