Acaba de pasar el Super Bowl y todavía tengo el rush del fin de temporada. Soy un junkie de la NFL, lo acepto. Cuando se acaba la temporada hay un gran vacío en mi vida entre febrero y septiembre. Si usted no es seguidor del futbol americano, hago un breve resumen de las reglas…favor de leer  rápido…para no aburrirlo. Hay dos conferencias, en cada conferencia hay cuatro divisiones y cada división tiene cuatro equipos. Cada equipo se enfrenta al resto de los tres equipos integrantes de su división en dos ocasiones durante el año. Además de eso, en cada temporada hay un sorteo donde cada división se enfrenta con los cuatro equipos de una división de su propia conferencia y contra otra de la conferencia ajena. En total hay 16 juegos por equipo, y el que quede con el mejor record de cada división, pasa a los playoffs. Adicionalmente, hay tres boletos adicionales para comodines, que son equipos que no fueron campeones divisionales, pero que también pueden pasar a la postemporada en función de comparar su record contra todos los demás equipos que no fueron campeones de sus propias divisiones. El mejor equipo de cada conferencia no juega el primer partido de playoffs, y los otros seis entran una especie de liguilla en esquema de knock-out, hasta que sólo hay un equipo vivo por conferencia, mismos que se enfrentan en el Super Bowl. ¿Quedó claro?

Ahora vamos con las reglas electorales de cómo elegimos diputados de representación proporcional…Ja! Bazinga. Mi punto es que las reglas electorales mexicanas son más complejas que las del futbol americano, y esperamos que millones de ciudadanos las entiendan. En el deber ser, a los griegos y filósofos fundacionales de la democracia, les hubiera encantado creer que los ciudadanos se involucran en la política y saben cómo se mueve el chow. En la realidad, ni los propios políticos saben qué onda (sobre todo los que van en la lista pluri), y el INE cada vez hace más difícil que los ciudadanos que no viven de la política, entiendan el sistema.


Te sugerimos: Aspirantes a diputaciones CDMX que no renunciaron, se quedan sin premio de consolación


En días anteriores, el INE emitió los lineamientos para el registro de candidaturas, mismos que incorporan acciones afirmativas extra-legales, que deben ser cumplidas por los partidos políticos. Es evidente que nadie se va aventar la mala nota de combatir formalmente los nuevos lineamientos, pero si las reglas ya de por sí estaban difíciles de entender, aquí va lo nuevo…ahora se debe incluir:

Entiendo que quienes estamos inmersos en la arena política debemos conocer las reglas del juego y actualizarnos en función de las mismas. Sin embargo, se está olvidando que los electores son el elemento más importante, y se les está dejando de lado. Al tener un sistema tan complejo, lo único que hemos logrado es alienar a los ciudadanos y buscar sobre simplificar la participación democrática al ejercicio del sufragio.


Te sugerimos: [GALERÍA] INTERMINABLES FILAS para tramitar el INE; hoy es el ÚLTIMO DÍA


¿Cómo le explicamos a un ciudadano que su voto elige de manera directa a su legislador de mayoría, pero de manera indirecta a diputados de otros 4 o 5 estados integrantes de su circunscripción? ¿Cómo le explicamos que en la Ciudad de México, si el candidato de su preferencia pierde, pero está entre los más votados de ese partido, todavía puede ser electo a través de la lista B de representación proporcional?

Si de algo le es útil, querido (e)lector, aquí va un breve manual de lo que debe saber para utilizar su voto con sabiduría:

Si usted apoya a un partido chico, hay una alta probabilidad de que su voto no sirva para nada, ya que si el partido de su elección no llega al 3% de las preferencias, su voto se suma a los nulos y candidatos no registrados. Eso y no haber ido a votar da lo mismo.

Revise si en su boleta viene algún candidato independiente. De la misma forma que en el punto a), si su candidato no gana, el voto no cuenta.


Te sugerimos: ¿Tu apellido empieza con la letra “A”? El INE te buscará para que participes en las elecciones 2021


Ahora, si usted está seguro que el partido de su preferencia tendrá más del 3% de los votos, aun cuando sepa que el candidato o partido de su elección va a perder, igual salga a votar. El sistema compensa las desproporcionalidades a través de la lista de candidatos de representación proporcional. Para el caso de diputados locales, con un poco de suerte, aun perdiendo, su candidato obtiene un escaño en la Cámara de Diputados.

Mismo caso para las Alcaldías y Concejales. Si su candidato o partido pierden, fíjese bien en la lista de concejales, ya que tal vez uno o dos de esa lista se cuelen por el principio de representación proporcional. Si usted no comulga con el Gobierno en turno, los concejales de oposición son su mejor medio para ir a gritonearle al Alcalde en funciones.

No se deje ir con el clásico discurso del voto útil. Ese solamente sirve para decidir candidaturas muy reñidas. Solamente un puñado de distritos en la ciudad se encuentran en ese supuesto. Haga su chamba y googlee cómo está el tiro.


Te sugerimos: Peligroso votar por candidatos enmascarados, advierte experto electoral


Hartos diputados van a buscar reelegirse. Si quiere desquitarse de lo que no le cumplieron durante estos 3 años, revise bien quien es antes de ir a la urna.  

Y por último… Aunque suene como disco rayado, infórmese antes de votar. No vaya a ser que usted sea whitexican supremacista y su partido le haya puesto un candidato afromexicano (alguien del INE, por amor de Baby Yisus, explíqueme cómo van a acreditar la ascendencia africana en una población profundamente mestiza. Según yo lo más afromexicano que hemos tenido en política es al Negro Durazo). O peor aún, que sea usted de la Vela Perpetua y le claven (sin albur) un candidato de la cuota lésbicogaytransexualnobinariotransgéneroqueertransilvaniayloquesesumepronto.

Ahora bien, si a usted le vale queso la política, así sea un dron chino, un ajedrez o turista mundial o incluso un juguete sexual, haga paro y lea las reglas antes de poner sus monitos en el tablero, lanzar los dados o conectar su dispositivo. Neta que se va a divertir más…