La emergencia sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 ha cimbrado a prácticamente todos los países del mundo, impactando en su economía y mostrando el verdadero nivel y, en la mayoría de los casos, las carencias, de la infraestructura de sus servicios sanitarios.

También ha mostrado cuál es la capacidad real de respuesta de los Gobiernos. Sin duda, ninguno estaba plenamente preparado para enfrentar esta crisis de manera adecuada, pero en México hemos sido testigos de la ineptitud, incapacidad, irresponsabilidad, soberbia y falta de sensibilidad de las autoridades federales, que con su acción u omisión, han agravado el de por sí gran impacto de la pandemia en la economía, salud y bienestar de la población. 

Las erráticas decisiones instrumentadas han provocado que, a pesar de que tuvimos casi tres meses para prepararnos, México se ha colocado en la séptima posición dentro de los países con más defunciones y un mayor número de contagios que China, país de origen del virus; con más de un millón de empleos formales perdidos; y aproximadamente 11 millones más de personas que estarán cayendo en pobreza extrema.


Te sugerimos: Enfocamos esfuerzos en atender pandemia no en AMLO: gobernadores panistas


Entre algunos de estos errores, podemos destacar los siguientes: minimizar los efectos de la pandemia; las constantes contradicciones entre autoridades sanitarias; el debilitamiento del sistema de salud; las omisiones ante las recomendaciones de expertos internacionales respecto a la aplicación de pruebas; las declaraciones de "domar la pandemia" sin contar con datos reales; presentar un "plan de normalidad" sin sustento en información confiable; el ocultamiento de información de contagiados y fallecidos; el utilizar la pandemia para posicionamiento personal; y la negativa a impulsar un plan de reactivación económica.

Por el contrario, los Gobiernos estatales y municipales emanados de Acción Nacional, de manera responsable y eficiente, han enfrentado la crisis sanitaria y económica provocada por Covid-19 de una manera excepcional, ya que, a pesar de no contar con recursos adicionales por parte de la federación, adecuaron sus presupuestos para apoyar a los ciudadanos afectados, además de determinar desde los primeros días, el uso del cubrebocas, las medidas de "sana distancia" y el envío de personal adulto y con condiciones de salud preexistentes a su casa y la designación  de áreas en hospitales para su atención especial. Gracias a estas acciones su población ha resultado la menos afectada, registrando menos fallecimientos, contagios y con apoyos para enfrentar las consecuencias económicas de esta crisis.

En Aguascalientes se activó el programa "Todos Seguros"; por medio del cual se destinaron apoyos económicos a meseros, cocineros y camareros del sector restaurantero y hotelero que se quedaron sin actividad económica; se otorgó un apoyo de mil pesos por semana a los adultos mayores empacadores de las tiendas de autoservicio; se impulsó un plan de apoyo económico por 1,800 millones de pesos para diversos sectores; el financiamiento a MIPYMES por 941 millones de pesos; se gestionó más de 500 millones de créditos con la banca de desarrollo; una inyección a la inversión publica por 300 mdp; así como descuentos en predial y otros servicios públicos, entre muchas acciones más.

En Baja California Sur se implementó la adquisición de nuevos ventiladores para hospitales, insumos y equipamiento de ambulancias con cápsulas para el traslado de pacientes con coronavirus; la adquisición de un hospital móvil y la designación de áreas específicas para atención de la pandemia en hospitales establecidos; se otorgó hasta 10 mil pesos en dinero o en especie para que pequeños negocios puedan reiniciar sus operaciones; se impulsaron créditos a palabra a mujeres que deseen iniciar un negocio; además de garantizar en un 80% los empleos  del sector turístico.

En el estado de Chihuahua se llevó a cabo la cancelación de obras no prioritarias por 740 millones de pesos para reorientar esos recursos; se diseñó un plan de apoyo al sector turístico; además de un apoyo directo por un monto total de 174 mdp; se otorgaron descuentos de hasta el 100% del impuesto sobre nómina; créditos y subsidios para pequeñas empresas, la agroindustria y la ganadería.


Te sugerimos: FGR va contra colaboradores y familiares de Cuauhtémoc Blanco por lavado


En el estado de Durango se otorgaron 64 millones de pesos para insumos hospitalarios; mil 800 mdp en inversión pública productiva; 50 mdp en créditos a MIPYMES y mil 100 millones de pesos para obra social y de combate a la pobreza.

En el estado de Guanajuato el gobernador donó el total de su sueldo durante el tiempo que dure la pandemia; se instaló el primer hospital exclusivo en México para atención de pacientes con coronavirus; además de destinar 4,400 mdp para créditos a MIPYMES; 12, mil 902 apoyos de empleos temporales por Covid-19 de 3 mil 702 pesos y la creación de un fondo por 75 mdp para trabajadores de la salud.

En el Estado de Nayarit se implementó un centro de acopio de víveres; la condonación y descuentos en recargos y multas fiscales; apoyo al comercio local además de deducción general del impuesto sobre nómina para empresas.

En el Estado de Querétaro se creó un  fondo de 240 mdp para apoyar a ciudadanos que hayan perdido su empleo y 90.6 mdp para fortalecer el sector agrícola; implementación del programa vigilante ciudadano que da empleo como brigadista.  

En el Estado de Quintana Roo, implementó  500 mil apoyos alimentarios; apoyo al pago de luz y agua; así como el diferimiento y descuentos de impuestos estatales.

En el Estado de Tamaulipas, se destinaron 500 mdp para créditos MIPYMES; 300 mil apoyos alimenticios; además de 60 mdp para apoyos a comerciantes; así como entrega de insumos médicos par hospitales.

En el Estado de Yucatán, se condonó el 100% de las rentas de las propiedades públicas por tres meses; subsidios de agua potable, luz y recolección de basura; créditos al sector turísticos y MIPYMES; 12,500 apoyos en efectivo a pescadores; apoyos alimentarios para 4500 familias; se estableció una linea de crédito de 460 mdp al sector empresarial; se impulsó un programa de activación empresarial y artesanal para más de 1,050 artesanos; seguro de desempleo; descuento del 50% al impuesto de nomina.

A nivel municipal los alcaldes de Huixquilucan en el Estado de México y de Benito Juárez, en la CDMX, han sido reconocidos por las oportunas y exitosas acciones implementadas tanto sanitarias como económicas, desde la instalación de call centers donde se brinda atención psicológica; el uso de cubrebocas obligatorio; la creación de un sistema para dar de alta a todo el comercio local con el fin de apoyar a los negocios; consultas médicas y medicamentos gratuitos a domicilio para adultos mayores y personas con discapacidad; programa de compras directas a negocios locales y apoyo económico directo a quienes tuvieron que cerrar sus negocios.

Todos los gobiernos de Acción Nacional se han apegado a los principios de buen Gobierno, con transparencia y rendición de cuentas en los actos realizados, con el fin de apoyar a disminuir los efectos de esta pandemia en la población, en esta emergencia sanitaria.

Continuamos en el país con casos activos de Covid-19 el pico aún parece no alcanzarse. Es por ello que no hay que bajar la guardia en las medidas preventivas. Si puedes quédate en casa, si no, extrema las medidas de autocuidado, por ti y tus seres queridos.