Tras 43 meses del gobierno de Morena, la situación en México es cada día peor. Hay más pobreza, más marginación, más inseguridad, más desempleo, más violencia, más muertos, más desaparecidos, más inflación.

En economía, López Obrador prometió que el país crecería un 5% este año. La realidad es que sólo creció el 1.8% durante el primer trimestre de este 2022, mientras la inflación es casi del 8%.

¿Qué trae esto como consecuencia? Que a los mexicanos les alcanza para menos. Los precios de los productos se han incrementado y cada día, se puede comprar menos. De seguir así, los bolsillos de las familias mexicanas no podrán aguantar más esta crisis económica.

En salud, prometieron que se tendría servicios de calidad. Destruyeron el Seguro Popular y hoy, el sistema de salud está colapsado.

La infraestructura hospitalaria es deficiente, no hay medicamentos, no hay quimios, no hay vacunas.

Cerca de 36 millones de personas carecen de acceso a los servicios de salud, es decir, 28 de cada 100 mexicanos no cuentan con servicios médicos.

En seguridad, cada día estamos peor. En junio, 2 mil 289 personas fueron asesinadas, lo que se suma a las más de 121 mil que se contabilizaron hasta mayo de este año por el Secretariado Ejecutivo. Cada día, 80 hombres y mujeres son asesinados en este país.

Jóvenes, comerciantes, mujeres, niños, sacerdotes, activistas, periodistas, se encuentran en una constante vulneración de sus derechos. Se encuentran en peligro.

En cuanto a las obras que prometió este Gobierno, son un fracaso. El Aeropuerto Felipe Ángeles está vacío. El Tren Maya está destruyendo los ecosistemas.

Cuando se presupuestó Dos Bocas, el Gobierno federal dijo que costaría 8 mil millones de dólares, aproximadamente 160 mil millones de pesos.

Hoy, se han gastado más de 360 mil millones de pesos (en total 18 millones de dólares) y sólo se han inaugurado unas oficinas.

Lo más lamentable es que siguen sin dar una fecha sobre cuándo empezará a refinar petróleo. Y cada día le cuesta más a los mexicanos.

Dos Bocas es el claro ejemplo de la ineficiencia de la 4T: sobrecostos, inacabado, irregular y lleno de opacidad. Sólo elefantes blancos y obras inservibles.

Sin duda este Gobierno, son lo peor que le pudo pasar a México. Y en 2024 se irán.