Es momento de acompañar al Presidente Andrés Manuel López Obrador para que continúe con la transformación del país, sobre todo ahora que enfrenta embestidas no sólo de los partidos políticos de oposición, sino de un grupo de intelectuales, académicos, periodista y analistas que crearon un frente para recuperar las bondades que les daban los gobiernos neoliberales, bajo el argumento de servir de contrapeso y buscar la pluralidad en México.

Es momento de acompañar al presidente, de decirle que “no está solo”, que cuenta con el respaldo del pueblo de México y la militancia de su partido para impulsar los cambios que requiere nuestro país en los diferentes ámbitos del quehacer nacional que sentarán las bases para mejorar el nivel de vida de los mexicanos.

En ese objetivo, los militantes y simpatizantes de Morena no nos podemos dar el lujo de perder el tiempo en luchas internas en busca de espacios de dirección partidista. Pensemos en cómo colaborar para enfrentar la embestida de la derecha, cuyos voceros disfrazados de intelectuales y comunicadores llevan años atacando al movimiento social que finalmente logró el respaldo del pueblo y con su voto en las urnas ubicó a López Obrador en la primera magistratura del país.


Te sugerimos: AMLO reclama a diputados de Morena por ignorar temas prioridad para la 4T


Es momento de que Morena despierte, que su militancia, sus legisladores, sus simpatizantes y el pueblo en general comience a trabajar en una ruta donde la prioridad sea la defensa de las acciones del Gobierno y su difusión, de las tareas que, sin duda, contribuirán a callar las bocas de los intelectuales orgánicos que se sirvieron del poder en los regímenes de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

No podemos, ni debemos enfrascarnos en una ruta interna, mientras al compañero Presidente lo siguen atacando un día sí y al otro también. Debemos organizarnos como lo hemos hecho durante todos estos años y hacer notar a estos grupos facciosos, que AMLO no está solo y no lo estará nunca, que el pueblo cree y seguirá impulsando su proyecto de nación.

Necesitamos cerrar filas todos los que hemos acompañado el camino de transformación. Sigamos aportando a la 4T, impulsemos todos los cambios necesarios, y así valdrá la pena el esfuerzo, siempre a favor de la gente.

Es fundamental que todas y todos comiencen a trabajar en una ruta que ayude, que no nos distraiga la lucha interna y que nos ocupe la externa, porque durante muchos años anhelamos llegar al Gobierno de México para mostrar la diferencia y ayudar a la gente, es momento de trabajar con honradez y principios para generar esos cambios.

Durante estos años Andrés Manuel nos ha mostrado cómo se dirige a un país y cómo se tratan los asuntos internacionales. Hemos visto a un gran estadista y eso nos muestra que estamos en el camino correcto de la historia, por lo que el movimiento debe estar a esa misma altura y no menos, porque el compromiso de este momento, así lo requiere.

Acompañar a nuestro presidente, será la tarea que tenemos todos los que creemos en la 4T, acompañemos a lograr el cambio, acompañemos a que se sigan haciendo realidad los programas sociales en los pueblos, barrios, colonias, acompañemos a generar las leyes necesarias para lograr todo esto.

El sueño se volvió realidad, pero el presidente y el gabinete, requieren la ayuda del pueblo para lograrlo, no permitamos que unos cuantos destruyan el proyecto.