La pertinencia de la innovación

13 febrero 2018 3:46 pm

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, se ha dado a la tarea de incrementar la oferta en educación superior. De acuerdo con fuentes oficiales, para este mes de febrero se tiene planeada la apertura del nuevo Centro de Estudios Superiores, que estará ubicado en la delegación Gustavo A. Madero y ofrecerá entre dos mil y tres mil lugares.

Aunque su apertura representa un esfuerzo importante, es necesario reconocer que el número de espacios disponibles será insuficiente si se considera que, tan sólo en 2017, más de 130 mil jóvenes fueron rechazados de la UNAM y alrededor de 80 mil más fueron rechazados del IPN.

Además de esta cifra, que ya de por sí es preocupante, falta agregar a aquellos jóvenes que durante este año ingresarán al bachillerato o que ya se encuentran cursándolo, y que, en dos o tres años, incrementarán la demanda.    

Ante el aumento marginal de la oferta de educación superior, esta situación resulta catastrófica, ya que el Gobierno de la ciudad no ha logrado diseñar una política pública que permita incorporar a los jóvenes que han sido rechazados, por lo que año con año son miles los estudiantes que se quedan con las ganas de continuar sus estudios.

Esto genera una problemática social, porque coloca a los jóvenes en condición de vulnerabilidad, pues en muchos casos adoptan conductas de riesgo propiciadas por la inactividad.    

Si bien es cierto que cualquier esfuerzo por incrementar el nivel educativo debe ser bien valorado, es importante preguntarse si la orientación de ciertas carreras universitarias es la adecuada y si existe una verdadera correspondencia con los requerimientos del sector productivo.

El nuevo Centro de Estudios ofrecerá cinco licenciaturas tales como: Ciencias Ambientales para las Zonas Urbanas, Ciencias de Datos para Negocios, Derecho y Seguridad Ciudadana, Desarrollo Comunitario en Zonas Metropolitanas, así como Contaduría y Finanzas.

Todas ellas contarán con el respaldo de la UNAM, algunas son totalmente innovadoras, por lo que sería interesante conocer el plan de estudios, la investigación que motivó su creación, así como el mecanismo que se tiene contemplado para apoyar a los jóvenes en su inserción al mercado laboral, pues resultaría aún más preocupante que quienes logren ingresar e inviertan una parte importante de su vida en el estudio de una carrera innovadora, terminaran dándose de topes ante una oferta laboral inexistente o precaria.

Comentarios