La agenda anticorrupción de la CDMX

13 junio 2017 8:34 pm

Hoy podemos afirmar que uno de los principales problemas públicos que aqueja a México es la corrupción. Sucesos como OHL, Odebrecht o la administración de los ex gobernadores en Veracruz y Chihuahua son hechos que han herido la confianza del ciudadano y vulnerado la credibilidad de las instituciones democráticas.

Es por ello, que en breve la CDMX contará con un sistema que blindará a la ciudadanía para evitar y prevenir hechos de corrupción en el servicio público, alentando a los ciudadanos hacia la garantía a la buena administración, derecho consagrado en la Constitución Política de la Ciudad de México.

El Sistema Anticorrupción de la CDMX reafirmará el compromiso del Gobierno de la Ciudad, y de quienes hoy integramos la VII Legislatura de la Asamblea Legislativa, por prevenir, perseguir y sancionar todos aquellos hechos de corrupción que hoy se homologan con la Federación.

El Sistema Anticorrupción de la CDMX es y será uno de los temas fundamentales en la agenda de la capital y en la construcción de un sistema más equitativo, plural e íntegro.

En este sentido, como órgano legislativo  estamos obligados a trabajar de manera abierta y democrática para cumplir, en tiempo y forma, con lo establecido por el Sistema Nacional Anticorrupción, el cual establece que a más tardar el próximo 18 de julio de 2017, los Gobiernos locales deberán contar con sistemas anticorrupción promulgados por sus respectivos Congresos, sistemas espejos que buscan la cooperación para el efectivo combate a la corrupción y la impunidad.

Para la CDMX significa por lo menos la elaboración de las siguientes leyes: La Ley del Sistema Anticorrupción, la cual concentra las disposiciones generales y define el modelo a seguir; la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, ley de mucha importancia debido que regula las responsabilidad, facultades y sanciones de los funcionarios; la Ley Orgánica del Tribunal de Justicia Administrativa; la Ley de Auditoría y Control Interno, que definirá la actuación de la Contraloría General y la Auditoria Superior de la CDMX y la Ley de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.

Asimismo, se reformarán en primera instancia la Ley Orgánica de la Asamblea Legislativa para poder crear el Sistema; la Ley de Fiscalización Superior, la Ley Orgánica de la Administración Pública; la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Rendición de Cuentas, y el Código Penal del Distrito Federal.

Este nuevo Sistema tiene como enfoque crear un esquema de fiscalización novedoso, el cual contempla tres instancias fiscalizadoras, revisoras y sancionadoras, así que los órganos públicos, las dependencias, los Gobiernos delegacionales (próximamente alcaldías), tendrán una revisión permanente y más precisa que evitará cualquier tipo desviaciones administrativas.

Pero ¿Qué beneficios tiene el Sistema Anticorrupción de la CDMX para los capitalinos? Pues bien, una de las mayores bondades del Sistema es el fortalecimiento de la confianza de los ciudadanos hacia las instituciones en un marco de promoción de la legalidad y de buenas prácticas, también se renuevan los instrumentos para la conjugación de esfuerzos entre la sociedad y gobierno impulsando un nuevo paradigma para la prevención y combate a la corrupción, en donde habrá cero tolerancia a las acciones ilícitas, con castigos severos a los funcionarios públicos y a los ciudadanos que las cometan.

Con seguridad, señalo que la CDMX se encamina hacia la construcción de ciudadanía basada en la confianza, a partir de contar con herramientas jurídicas y administrativas que no sólo sancionen, sino que eviten los hechos de corrupción.

Comentarios