Hablando de víctimas

Derechos Humanos, derechos de la mujer,derecho a la vida, derecho a el trabajo, derecho a la salud, derecho a la diversion, derecho a la alimentacion, derecho a la libre expresión

17 noviembre 2017 1:58 pm

Jacqueline L’Hoist

Por:

Presidenta del Copred. Twitter: @Jacquie_LHoist

Las personas estamos propensas a ser víctimas, ya sea por la comisión de algún delito o porque sufrimos alguna violación a nuestros derechos humanos; podemos ser de manera directa o indirecta; saberlo y conocerlo nos ayuda a poder avanzar con más certezas.

¿Qué significa ser sujeto de la comisión de un delito o violación de un derecho humano?

Significa que se comete en nuestra persona una conducta contraria al ordenamiento jurídico. Por ejemplo, que seamos víctimas de un secuestro o también una persona puede ser víctima cuando sus derechos humanos son violados. Éstos son nuestras libertades y las atribuciones que tenemos por el hecho de ser personas, que pueden ser violados por una autoridad o un servidor público, pero también un particular.

Ambos ocasionan daño y menoscabo, de tipo económico, físico, mental o emocional.  Pero, en general, ponen en situación de peligro o de lesión a la persona y es en el momento de acreditarlos que se adquiere la calidad de víctima.

Es importante destacar que en la Ley General de Víctimas se establece que esta acreditación es independiente de que se identifique, aprehenda o condene a la persona responsable del daño o de que la víctima participe en algún procedimiento judicial o administrativo.

Esta misma Ley general define la existencia de víctimas potenciales y víctimas indirectas. Las primeras son personas cuya integridad o derechos estén en peligro por haber prestado asistencia a la víctima directa.

Las segundas, víctimas indirectas, son los familiares o aquellas personas que tengan una relación inmediata con la víctima directa.

Pero también hay que saber que colectivos como las organizaciones de la sociedad civil o comunidades pueden ser víctimas, si es que sufrieran afectación en sus derechos colectivos como resultado de la comisión de un delito o la violación de derechos humanos.

Hoy todas las entidades federativas tienen la obligación de tener las normas que protejan y velen por las víctimas brindándoles atención inmediata, reparación integral, medidas de restitución, rehabilitación, compensación, satisfacción y garantías de no repetición, en sus dimensiones individual, colectiva, material, moral y simbólica.

Uno de los avances más importantes de los últimos años es nuestra legislación para la garantía de las personas que han sufrido algún delito o violación de derechos humanos y si ésta fuera tu situación, se puede recurrir a la Comisión Ejecutiva de Atención de Víctimas de tu entidad federativa o federal.

Comentarios