El tirititito de Salomón Chertorivski

1 febrero 2018 7:17 pm

En los últimos días surgió un gran debate sobre el motivo que llevó al PRD a elegir a la senadora con licencia Alejandra Barrales como su virtual candidata a la jefatura de Gobierno de la CDMX.

Una de las teorías más fuertes era que, para enfrentar a los cuadros de Morena, se necesitaba que la cuña fuera del mismo palo y entendiera lo que es el uso clientelar de las masas chilangas.

Pero la realidad es otra. El ex secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski, estuvo muy cerca de ser el abanderado de Por la CDMX al Frente, hasta que él mismo sepultó sus aspiraciones políticas.

No sólo gozaba del apoyo incondicional del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera; ya tenía la simpatía de diversos sectores y el respaldo de algunas huestes perredistas. Por si fuera poco, realizó una exitosa campaña que lo dio a conocer y crecer en las encuestas.

Para muchos era más fácil hacer popular a Salomón que quitarle los negativos a Alejandra Barrales, y resultaba más sencillo que Chertorivski conectara con la militancia del PAN y MC que Barrales hacerse de nuevos adeptos.

Sobre todo, porque de la operación territorial se encargan los dirigentes territoriales: Leonel Luna, Mauricio Toledo, Julio César Moreno, Víctor Hugo Lobo, Elizabeth Mateos y Eduardo Venadero.

Pero el ex aspirante a la jefatura de Gobierno truncó sus aspiraciones de un manotazo; cometió un error garrafal. Resulta que en la última semana de precampaña, Salomón se dejó seducir por Los Chuchos, liderados por Jesús Ortega y Jesús Zambrano.

Con ello dejó de lado a los grupos que aglutinan Héctor Serrano con Vanguardia Progresista y Héctor Bautista con ADN, y eso tuvo consecuencias.

Una reunión exprés entre los dirigentes desencadenó un reclamo generalizado a Mancera, quien, necesitado de obtener una curul, tuvo que deslindarse.

Pero la definición debía darse ya; Salomón seguía creciendo y, una o dos semanas más tarde, el daño podría tener mayores consecuencias. Por eso se decidió adelantar el resultado y no extenderse hasta la segunda semana de febrero.

Chertorivski nunca entendió que aceptar el apoyo abierto de Los Chuchos era cavar su tumba, y es que la ecuación en el PRD es sencilla: en el plano nacional, la pelota es de ADN, y en el área local, Serrano es el líder hegemónico, mientras que NI es la estirpe que todos quieren acabar.

Por eso pocos entienden lo que le pasó a Salomón, pues era suya, la tenía y la dejó ir…

Comentarios