El Frente Ciudadano CDMX: los números y los escenarios

16 noviembre 2017 6:03 pm

Se hizo realidad que los representantes del PAN, PRD y MC registraran el acuerdo de intención del convenio de coalición del Frente Ciudadano por la Ciudad de México ante el Instituto Electoral local.

Invito al lector a hacer un análisis general, pero objetivo, de los números. En el último proceso electoral de diputados locales y jefes delegacionales en  2015, hubo una participación de 43.59% de la lista nominal, lo que equivale a casi tres millones 200 mil de electores (de un total de poco más de siete millones registrados), de los cuales, 24% lo hicieron por Morena; 23% por el PRD; 13% por el PAN y 4% por Movimiento Ciudadano.

De mantenerse la tendencia actual de votación, con la formalización del Frente Ciudadano CDMX, se tendría asegurado, cuando menos, 40% de la intención del voto (al menos en números), siempre y cuando se hagan campañas sensibles a las demandas ciudadanas. Y la ciudadanía demanda austeridad, imaginación y honestidad de su clase política.

De las 16 delegaciones políticas, seis son gobernadas por el PRD (Coyoacán, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Álvaro Obregón y Venustiano Carranza), cinco por Morena (Cuauhtémoc, Azcapotzalco, Tlalpan, Tláhuac y Xochimilco) tres por el PRI (La Magdalena Contreras, Cuajimalpa y Milpa Alta) y dos por el PAN (Miguel Hidalgo y Benito Juárez).

En relación con la ALDF-VII Legislatura, de los 66 diputados que la integran, Morena tiene 20 legisladores;  PRD, 17, PAN, 10; PRI, ocho; Movimiento Ciudadano tres y el Verde, tres. El resto corresponde a otras fuerzas políticas, con un diputado cada una.

Como se distingue, en todos los datos anteriores la ventaja es para el Frente Ciudadano de la CDMX sobre Morena.

Ahora bien, el partido de Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México se ha distinguido por tener Gobiernos ineficientes en delegaciones; por representar a la ciudadanía con diputados que nunca trabajaron en comisiones, que inflaron nóminas con “asesores”, y que no se cansaron, ni se cansan, de violentar la ley mientras señalan con dedos flamígeros a sus supuestos verdugos, mintiendo y engañando no sólo a la ciudadanía, sino a su propio electorado.

Actualmente, atender y resolver las demandas de los damnificados y de la sociedad civil en torno a la tragedia del 19S debe ser la prioridad. Sin embargo, el escenario electoral en la capital se presenta complicado.

El orden político que se avecina con la promulgación de la Constitución de la CDMX, impide la imposición de una sola voluntad en el proyecto de ciudad que queremos. Se debe privilegiar en todo momento la lucha democrática abierta y de buena fe; y en esa discusión, en la que se debe privilegiar la voz ciudadana, el Frente CDMX tendrá que hacer públicas propuestas posibles en lo político, viables en lo presupuestal y operacionales en lo administrativo, pero, sobre todo, emanadas de la opinión de amplios sectores de la sociedad, con la voluntad para llegar a los acuerdos necesarios y lograr la ciudad que nos merecemos. Ahí estará el reto.

Comentarios