¿Cómo va la discriminación en la CDMX?


Indiscutiblemente la CDMX es, y seguramente seguirá siendo, la única entidad federativa en donde se gestan los avances más importantes en derechos humanos.

Reflejo de ello son sus políticas públicas que buscan garantizar el trato igualitario y su legislación incluyente. Pero ¿cómo hicimos estos avances? o ¿será que quizá sólo los hemos tolerado?

La respuesta está en preguntarnos qué tan racistas, clasistas, misóginos u homofóbicos/as aún somos. Es sabido que entre hombres y mujeres existen los mismos derechos, pero ¿qué pasa cuando tu empleada te avisa que está embarazada?, ¿le piden dejar su empleo? Si eres de esas personas, entonces eres una de las fuentes empleadoras que han hecho que el “despido por embarazo” sea la principal causa de discriminación; según los expedientes abiertos en 2017 por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la CDMX (Copred), luego de que éstos representan más de 30% del total de casos. El 79.46% de los casos atendidos reportan que la discriminación sucedió en el ámbito laboral, vulnerando directamente su derecho al trabajo.

Además de las mujeres, los hombres también son víctimas de este flagelo social; en muchas ocasiones el acoso laboral es constante por su color de piel, por el lugar donde estudiaron o por su apariencia; la discriminación persiste por su condición de salud o por la edad, tener 40 años, o en ocasiones hasta 35, es motivo suficiente para que no alcanzar un aumento salarial e incluso hasta no ser contratados.

Desafortunadamente las niñas y los niños también sufrieron conductas discriminatorias este 2017, principalmente en centros educativos o por sus propios vecinos. Asimismo, las personas integrantes de la diversidad sexual y de género, que si bien no ocupan el primer grupo poblacional más discriminado, sí aparecen en actos cometidos contra hombres gays y mujeres trans en el ámbito laboral principalmente.

el big data mx, big data, marcha gay, bodas gay, bodas homosexuales, matromonios igualitarios, iglesia gay, marcha pro familia, catedral gay

Foto: Paola Martínez

Gracias al trabajo realizado en su visibilización y empoderamiento, las personas trabajadoras del hogar denunciaron hechos discriminatorios ante el Copred; 5.33% del total de casos recibidos. Lo mismo sucedió con colectivos de personas tatuadas y grupos feministas.

Afortunadamente, la denuncia de estos hechos ha crecido gracias al empoderamiento ciudadano y acciones preventivas. Quienes vivimos en la CDMX queremos que las personas agresoras, aquellas que cometieron un hecho discriminatorio, no queden impunes y con ello, avanzar hacia una ciudad de derechos, una ciudad que respete las diferencias.

Te puede interesar:

Mancera reconoce narcotráfico en CDMX; “sólo en Tláhuac”

Corrupción en corralones del Edomex, el pan de cada día