Centralizar o no, ese es el dilema

8 febrero 2017 9:41 pm

Desde hace un par de días hay un gran alboroto al interior de la bancada perredista del Congreso Constituyente de la Ciudad de México….

Y es que ya son varias las ocasiones que se les ha visto reunirse en la vieja casona de Xicohténcatl. Sí, ahí donde la semana pasada concluyeron labores con la entrega de la  Carta Magna de la CDMX.

Aunque algunos creen que ahora se dedican a organizar tertulias para cantar lo mejor de Lupita D’alessio, la realidad es que sólo se les escucha repetir esa de “Mentiras, mentiras, tu me enamoraste a base de mentiras; que estúpido que siempre les creí…”

Dicen por ahí que esa melodía tiene dedicatoria especial para quienes dirigen los trabajos de la Asamblea Legislativa del DF; pues hasta antes del 5 de febrero eran sus meros “befos”, o sea sus mejores amigos.

Y que ahora que la discusión de las leyes secundarias está en la cancha de la ALDF, “les llaman y les dicen simplemente adiós…”, ya que en la sesión de hoy prácticamente fueron ignorados ¡zas!

Nos cuenta Off The Record, que esto se debe a que los constituyentes buscan mantener, a como de lugar, el espíritu de la Constitución que aprobaron, que no es otra cosa que la autonomía de las alcaldías.

Mientras que los segundos quieren fijar candados para que el proyecto original de Miguel Ángel Mancera –o sea una administración centralista– se recupere ¡glup!

Por eso un bloque de los constituyentes amarillos exige que todas las discusiones en torno al futuro de la CDMX se den en un parlamento abierto, donde ellos puedan dar su opinión y hasta su voto ante cualquier chicanada de la ALDF.

 

En pocas palabras toca ver de qué cuero salen más correas: si los constituyentes se imponen o si por ahí  los compr… perdón, los convencen de que están en un error y les toca hasta decir el clásico: “usted disculpe señor diputado” ¡plop!

Participa y Comenta