Oceanografía no logró acreditar la propiedad de buque, ahora está desaparecido

20 agosto 2015 5:19 pm

Oceanografía presentó hace un mes un amparo para reclamar la propiedad del barco más importante de su flotilla, se lo negaron y ahora la embarcación llamada Caballo Maya está “desaparecida”.

Dicho barco fue sustraído del muelle donde estaba bajo resguardo, pues formaba parte esencial del patrimonio de la naviera para garantizar el pago de 76 millones de dólares para los acreedores, y así reactivar la empresa.

Se trata de un buque de abastecimiento y servicios petroleros que inició operaciones durante abril de 2011, con 141 metros de eslora y capacidad para 300 trabajadores, fue construido en astilleros de Vietnam en 2010 para la empresa Marfield LTD, a la cual Oceanografía adeuda más de 125 millones de pesos.

 

Como parte de la averiguación previa UEIORPIFAM/AP/065/2014,  los derechos del barco  fueron entregados a un tercero interesado, por ello a través de la demanda 691/2015 presentada ante el Juzgado Octavo de Distrito de Amparo Penal, Oceanografía pretendió invalidar la  “orden de poner a disposición de un tercero una embarcación”.

La demanda  fue presentada el pasado 17 de julio, sin embargo, la empresa no logró documentar la propiedad legal de dicho barco, y el juez decretó que se tiene por no presentada dicha demanda.

“…el término de cinco días concedido a la persona moral, en proveído de veinte de julio de dos mil quince, a fin de que desahogara la prevención inserta en el mismo, transcurrió sin que desahogara el requerimiento correspondiente; en consecuencia…, se tiene por no presentada la demanda de amparo”, notificó el juez de distrito.

Lo relevante del asunto es que dicho barco, que Ocenografía pretendía recuperar a través de un juicio de amparo, ahora fue catalogado como  “desaparecido”, por el juez Felipe Consuelo Soto, quien lleva el juicio mercantil sobre los bienes asegurados por Oceanografía.

Por ello, el juez ordenó al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) tomar las medidas necesarias para ubicar el buque y reactivar la operación de la empresa la cual no ha podido concretar el convenio con sus acreedores debido a la falta de capital.

Comentarios