En México 389 niños menores de 14 años han muerto por Covid-19, y actualmente 39 mil 180 menores de 0 a 14 años padecen esta enfermedad, según datos oficiales de la Secretaría de Salud hasta el 27 de enero de 2021.

Los niños son más resistentes al virus, pero no son inmunes y las reuniones decembrinas también los alcanzó.

De diciembre a la fecha el ingreso de niños con Covid-19 a los hospitales se disparó. Tan sólo en la Ciudad de México, en el Hospital Infantil de México Federico Gómez, los ingresos diarios son de 1 a 4 niños.

El personal médico confirmó a El Big Data que su área de terapia intensiva se encuentra a su máxima capacidad, y han tenido que duplicar el número de camas destinadas a niños con Covid-19, pasando de 10 a 20, lo que también los obligó a mover a los menores que se atienden por otros padecimientos.

Este número de ingresos hospitalarios de menores con Covid-19 no se había visto en toda la pandemia, pues incluso supera el pico que se vivió de abril a junio de 2020.

“Cuando comenzó la pandemia nos preparamos para recibir pacientes, pero la realidad es que los casos fueron muy bajos; en abril y mayo hubo un pico, pero ahorita han llegado muchos, sobre todo de niños entre 7 y 8 años de edad”, señaló Ricardo Gil Guevara, médico urgenciólogo pediatra.


Para el personal de salud, las fiestas decembrinas fueron un factor para elevar los casos de Covid-19 no sólo de adultos sino también de los niños.

Los menores hospitalizados son niños que llegaron con un cuadro avanzado de la enfermedad debido, principalmente, a una atención tardía o porque los padres confunden sus síntomas con otros padecimientos.

Natalia, de dos años de edad, despertó un día inquieta, su humor no era el mejor; se la pasaba llorando casi todo el día sin aparente razón.

Sandra, su mamá, no notaba fiebre u otro síntoma que la alarmara, por lo que pensó que era un pequeño resfriado. A los pocos días Natalia parecía mejorar, aunque persistía el mal humor.

Sandra comenzó a sentirse agripada, pero lo que la alertó fue la pérdida de olfato. Fue a hacerse la prueba y resultó positiva a Covid-19. Más tarde supo que la pequeña Natalia estaba saliendo de un cuadro de Covid y no de resfriado.

Los médicos aseguran que un factor determinante es la atención temprana; sin embargo, muchos padres desconocen los síntomas que presentan en los menores:

“Muchos de los casos de hospitalización son pacientes cuyos padres confundieron sus síntomas, entonces llegan con cuadros de apendicitis, por ejemplo, pero no de Covid”, indicó Luis Mora, especialista en enfermería infantil.

Cuando esto pasa es porque en ocasiones el paciente ya tiene un desarrollo importante de la enfermedad.

El pediatra Ricardo Gil Guevara explicó que entre 40 y 60% de los niños que llegan a hospital presentan fiebre y dolor abdominal, por lo que recomendó estar atentos a estos síntomas, pues aunque los niños han presentado menos deterioro que los adultos, no quiere decir que el Covid-19 no los afecte.

“Si tienen mucha diarrea, toman pocos líquidos o notan que al respirar se le ven mucho las costillitas, que acudan al médico, es mejor que ante cualquier duda acudan a un especialista”, señaló.


Ixchel Garciacano Portillo, residente de cirugía pediátrica, dijo que es importante que cuando haya adultos en casa con Covid-19 no se olviden de vigilar a los menores; también hay que aislarlos y monitorear cualquier síntoma.

“Que los papás no tengan miedo de decir que en casa hay adultos con Covid-19, porque eso ayuda a agilizar el diagnóstico, que no tengan miedo de que los vamos a rechazar”, agregó.

La doctora recomendó el uso de cubrebocas en niños mayores de dos años y el uso de gel antibacterial, asimismo pidió a los adultos no quitarse el cubrebocas cuando estén con ellos y mantener la sana distancia.

imagen-cuerpo

Los niños han demostrado mayor resistencia al Covid-19, pero al menos 2% de los casos se agrava y de ellos, 1.9% requiere ventilador.

La edad promedio de los menos en terapia intensiva es de 13 años y en su mayoría padecen algún otro padecimiento como obesidad o asma.

Gil Guevara detalló que se ha detectado que los niños con Covid-19 pueden desarrollar inflamación sistémica (inflamación de diferentes órganos) o la enfermedad de Kawasaki, que causa inflamación en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo.

El especialista Luis Mora indicó que en algunos pacientes también se presentan daños a nivel vascular.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, el mayor número de muertes han sido en el grupo de 0 a 4 años con 267, pero actualmente los cuadros más graves están en adolescentes.

De hecho, el número de positivos de Covid-19 de 10 a 14 años es de 19 mil 948, de 5 a 9 años es de 10 mil 134 y de 0 a 4 años es de 9 mil 98.

“La mayoría de los niños que llegaban estaban en casa, así que si son papás que tienen que salir tomen todas las medidas; los niños también se contagian”, indicó la pediatra Ixchel Garciacano Portillo.

Temas: