Milpa Alta, la nueva tierra caliente en la CDMX

7 diciembre 2016 6:00 am

Milpa Alta era la delegación que había logrado mantener bajos índices delictivos en la Ciudad de México; sin embargo, a partir del segundo semestre de 2016 la violencia, los asesinatos y el incremento del narcomenudeo afectaron la tranquilidad de sus habitantes.

De acuerdo con datos del Observatorio Ciudad de México. Seguridad y Justicia esta demarcación era considerada de las más seguras al concentrar las tasas más bajas en cinco delitos: robo de vehículo, robo a casa habitación, robo a negocio, robo a transeúnte y homicidio culposo.

Sin embargo, datos de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF) muestran que los homicidios en esta delegación aumentaron en 150% de 2014 a septiembre de 2016.

De acuerdo con la solicitud de información con folio 0113000304116 que El Big Data Mx realizó ante esta dependencia, en 2014 hubo un aumento con 10 asesinatos cometidos, para 2015 la cifra pasó a 10 casos, mientras que hasta septiembre de este año, el número de homicidios llegaba a 17.

Los vecinos comentaron que el incremento de la violencia en esta demarcación está relacionado con la pelea de plazas del crimen organizado, la falta de seguridad policiaca, venta de predios y arribo de nuevos vecinos en los pueblos; mientras que las autoridades no se han pronunciado sobre el tema.

Incluso esta casa editorial buscó la respuesta del jefe delegacional, Jorge Alvarado, sin obtener respuesta.

Para muestra un botón

Uno de los pueblos que ha reportado un incremento sustancial es San Antonio Tecómitl, donde de junio a la fecha los vecinos reportan por lo menos nueve asesinatos.

La noche del 28 de junio se registró una balacera a unas cuadras de la plaza cívica del poblado, donde murieron dos hombres.

Otro caso fue reportado a plena luz del día, cuando un sujeto en moto disparó en la cara a un hombre que salía de uno de los cafés del centro del pueblo; el hombre iba acompañado de su esposa, quien resultó ilesa.

Semanas después, una camioneta que estaba estacionada en las inmediaciones de la plaza cívica fue rafagueada: la mujer que iba de copiloto logró salir viva, pero su acompañante no.

Asimismo, se reportó un cuerpo mutilado en terrenos de la zona conocida como Barranca Seca.

Octavio Rivero, vecino de San Antonio Tecómitl y ex candidato a la jefatura delegacional, aseguró que en lo que va del año los vecinos han contabilizado entre ocho y nueve muertes de forma violenta, las cuales se relacionan con el narcomenudeo o por cuestiones delincuenciales.

En ese sentido, Sergio Ávila, asesor del pueblo de San Salvador Cuauhtenco, aseguró que la mayoría de los delitos son realizadas por personas foráneas a la delegación.

“En el pueblo tengo una granja y recientemente aparecieron restos humanos; no son delitos que se realizaron en la zona, sino que asesinan a las personas y como no hay seguridad las tiran en terrenos solos”, comentó.

En entrevista Ávila aseguró que todo el pueblo ha percibido el incremento de narcotienditas, incluso cercanas a escuelas, donde ya se pueden encontrar sustancias como la marihuana o la piedra.

“Delitos que tienen que ver con el narcomenudeo lo conoce el delegado y el Gobierno de la Ciudad de México, pues es un tema que se ha incrementado. Por ejemplo, en San Antonio Tecómitl han ocurrido cuatro asesinatos relacionados con este delito”.

Enfatizó que se tiene conocimiento que los últimos meses se ha incrementó la violencia en el sur de la capital: Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta y eso tiene que ver con los conflictos entre las personas controlan la venta de drogas en la zona.

“La marihuana y la piedra ya llegaron a la zona rural de la capital, por eso que ha incrementado los delitos. Hay muchachos que no trabajan y son capaces de quitarte 50 pesos; pero se han enfrentado con los procesos de organización de los pueblos y sí se agudiza, tomaremos decisiones para autodefendernos para hacer frente a la delincuencia”, advirtió.

Narcomenudeo, punto clave

El índice delictivo aumentó principalmente en cuatro pueblos, aseguró Octavio Rivera: en primer lugar se encuentra San Antonio Tecómitl, seguido de San Pedro Atocpan, Villa Milpa Alta y San Pablo Oztotepec.

Rivero explicó que los principales motivos de este fenómeno son por la desigualdad económica, la migración excesiva de población de otras delegaciones y que exige se multiplique la seguridad pública.

Enfatizó que el crecimiento desmedido del narcomenudeo en los diferentes pueblos de la demarcación ha provocado la pelean entre los grupos de distribuidores por las plazas.

“Por otro lado está la falta de atención de las autoridades en materia de seguridad pública, ya que hay poblados que para su seguridad sólo tienen tres o cuatro elementos y una patrulla, mientras que en otras demarcaciones el número de elementos y unidades son mayores, Milpa Alta sólo tiene 323 policías, pero en activo sólo hay alrededor de 100”, dijo.

Insistió que en Milpa Alta no hay políticas públicas ejecutadas o que tengan algún impacto en materia de prevención del delito y los órganos jurisdiccionales (Juzgados Cívico y Ministerios Públicos) son bastante ineficientes en esta delegación, le gente no denuncia porque “parece que en estos lugares tienen la instrucción de no recibir denuncias e iniciar sus respectivos procedimientos”.

En ese sentido, Celene Abad, integrante de colectivos culturales en San Francisco Villa Milpa, aceptó que hay resquebrajamiento social en toda la delegación por la venta de los terrenos comunales y la llegada de gente externa a los pueblos.

Detalló que es necesario que la delegación ponga manos en el asunto, porque se carece de programas deportivos y de prevención del delito, aunado a la falta de oportunidades de los jóvenes, muchos no tienen empleo, desertan de la escuela y se adquieren alguna adicción o ingresan a las filas de la delincuencia.

Comentó que el Grupo Social Cultural Meztli lleva trabajando más de 12 años sin recursos públicos apoyando actividades y a más de 20 colectivos con el objetivo aportar a las comunidades arte y cultura para el rescate de las identidades.

Acción delegacional

El 4 de noviembre pasado el jefe delegacional, Jorge Alvarado Galicia, y 275 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSPDF) aplicaron el Operativo Rastrillo en San Pedro Actopan, San Pablo Oztotepec, San Salvador Cuauhtenco, San Antonio Tecómitl y Santa Ana Tlacotenco, en puntos de reunión comunes en el consumo de drogas y alcohol.

“El problema de la violencia y delincuencia obliga a una respuesta inmediata que permita una participación activa de la sociedad, por lo que se trabaja de manera coordinada con el secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida Estrada y su equipo, para brindar mayor tranquilidad a nuestra delegación”, declaró en su momento Alvarado Galicia.

Leer más: Combaten delincuencia de manera coordinada Milpa Alta y SSPCDMX 

Sin embargo, esta casa editorial insistió en platicar con el delegado Alvarado Galicia, y hasta el cierre de esta edición el departamento de Comunicación Social no dio respuesta a la solicitud debido a su agenda.

Comentarios