El ex jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, reiteró su disposición para colaborar en las investigaciones de las causas por las que se derrumbó el tramo elevado de la Línea 12 en la estación Olivos, el pasado 3 de mayo y que cobró la vida de 26 personas.

A través de su cuenta de Twitter el senador perredista aseguró que la información sobre los trabajos de mantenimiento en dicha obra durante su gestión es pública en diversos archivos institucionales.

"El saber si la administración de Mancera realizó los trabajos de renivelación, necesarios tras los sismos que azotaron a la capital, notablemente el del 19 de septiembre de 2017, es algo que se tiene que probar con documentos oficiales. Por esa misma razón, no se conoce del potencial daño que pudo haber causado a la vía elevada, por ejemplo, la realización de trabajo como la sustitución y colocación de toneladas de balasto", señaló Ebrard en una respuesta enviada por escrito al New York Time.

“En relación con la #Línea12 mi compromiso público fue esperar a los resultados de los peritajes oficiales, la información de lo realizado en mi gestión consta en diversos archivos institucionales. Reitero mi disposición de colaborar en todo lo que se requiera”, manifestó la tarde de este lunes.

Esto toda vez que su antecesor en la jefatura de Gobierno, el ahora canciller, Marcelo Ebrard, lo acusó de ser el responsable de no darle mantenimiento a la Línea 12 que él construyó e inauguró en 2012.


Te sugerimos: AMLO admite filtraciones del Gobierno al NYT por caso de la Línea 12


El fin de semana, el diario estadounidense The New York Times publicó una investigación donde acusa al ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, de ser el responsable, junto con la empresa constructora ICA, de Carlos Slim, del colapso del tramo elevado de la Línea 12, lo que ha desatado una guerra de declaraciones entre los actores políticos involucrados tanto en su construcción como su mantenimiento: Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera y la actual jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

La publicación periodística apunta que, de acuerdo a informes del Gobierno capitalino, la investigación hecha por la entonces Asamblea Legislativa, entrevistas con gente que participó en la construcción y un análisis con expertos de las imágenes del derrumbe, se concluye que el colapso del tramo elevado se debió a una mala construcción y a la premura para su inauguración antes de concluir el mandato de Marcelo Ebrard.


Temas: