Tu agua jabonosa de trastos siempre ha sido un consomé de microbios

Esponja y agua jabonosa con la que lavamos los trastos del hogar contiene múltiples y resistentes bacterias provenientes de los residuos de comida.

Hace unos días la Profeco lanzó las alertas por la comercialización de un lavatrastos con bacterias, pero sin menospreciar la alarma la realidad es que la bandeja donde revolvemos agua y jabón para fregar los platos, cucharas, vasos y cacerolas siempre ha estado llena de microbios.

El mayor problema se encuentra en la esponja que usamos para fregar los trastos, pues es la que tiene el contacto con restos de alimentos los cuales pudieron haber estado expuestos a moscas o generado diversas bacterias.

Leer: Reportan primera víctima de lavatrastes contaminado con bacteria

Científicos alemanes realizaron un estudio en el que revisaron 14 esponjas para lavar trastos en las cuales encontrar diversos organismos entre ellos el Moraxella osloensis, causante de infecciones en personas con bajas defensas.

Otras bacterias que pueden sobrevivir en las esponjas son la E.coli, Staphylococcus aureus y la Salmonella.

¿Pero por qué sobreviven estas bacterias en nuestras esponjas pese a que las sumergimos en jabón?

Una explicación, de acuerdo con los científicos, es que existen bacterias que si mueren con los detergentes o el cloro con el que lavamos los trastos, no obstante existen otras más resistentes que van colonizando los espacios en las esponjas que dejaron aquellos microbios que sí perecieron.

La peor noticia es que ni lavando nuestro estropajo con agua caliente o soluciones químicas desaparecen estos organismos dañinos para nuestra salud.

Los encargados de las investigación de las esponjas para lavar trastos pertenecen al Instituto de Microbiología Aplicada de la Universidad Justus Liebeg en Giessen, Alemania.

TE INTERESA