Seguros de auto en México, costosos y poco efectivos

27 diciembre 2017 3:04 pm

La contratación de seguros de automóvil en países que han logrado reducir sus índices de accidentalidad se enfoca en amparar a terceros que puedan resultar afectados y no en proteger el vehículo en si mismo.

En países como España, la contratación y el monto de la póliza dependen, principalmente, de las características del conductor principal del vehículo y de su experiencia detrás del volante.

“Las aseguradoras toman en cuenta quién va a conducir el vehículo y si habrá otras personas que también lo hagan. Piensa que un chico con 18 años que acaba de sacar el carnet es el que sacará el seguro, la tasa será mucho más alta que si la sacara el padre que tal vez tenga 20 años conduciendo”, explicó Manuel Silva, periodista freelance en España.

En entrevista con El Big Data, Silva recordó que en ese país, la contratación de un seguro de automóvil, al menos con protección para terceros, es obligatoria.

“Las aseguradoras requieren toda la información. Tu historial de siniestralidad, si llevaste la culpa o no, si has perdido puntos en el carnet y por qué tipo de multas”, agregó.

Si bien en la Ciudad de México la contratación de un seguro vehicular contra daños a terceros es obligatoria desde diciembre de 2014, cuando entró en vigor el Reglamento de Tránsito capitalino, el enfoque que las autoridades y aseguradoras dieron a esta normativa fue el de proteger el patrimonio y no tanto la seguridad de las personas.

Esta casa editorial realizó un ejercicio en algunos de los portales web de las aseguradoras más recurrentes en España. Las cotizaciones pueden realizarse en línea y el solicitante debe proporcionar información no únicamente sobre el vehículo, sino también sobre su historial como conductor.

La cotización se realizó en el portal de Qualitas Auto y requiere de responder a una batería de 30 preguntas. Además de definir las características del automóvil, como marca, tipo, motorización y combustible que necesita.

Para definir el valor de la póliza esta aseguradora considera, la edad de conductor, la fecha en la que se obtuvo el primer carnet de conducir y el país en el que se obtuvo, ocupación, dirección, tu experiencia como beneficiario de un seguro; tipos de accidente registrados y multas recibidas, puntos del carnet perdidos en los últimos tres años y una identificación oficial.

Del total de cuestionamientos, 66% corresponden a información sobre la experiencia y el historial de siniestralidad de la persona que conducirá el vehículo.

“Hay seguros que ni siquiera consideran el tema del robo de autopartes o del vehículo. Sí ven la experiencia del conductor, por eso en algunas ocasiones la gente saca las pólizas con el carnet del padre, que seguro tendrá más experiencia”, apuntó Silva.

La diferencia con México o con otros países de América Latina, agregó, es que no se tiene la certeza de que todos los vehículos cuenten con un seguro y, sobre todo, que los seguros se enfocan principalmente en proteger el automóvil y no a quien conduce y a otras personas terceras que puedan ser afectadas.

En la Ciudad de México, apenas 50% de los más de cinco millones de vehículos que circulan en sus vialidades cuentan con un seguro contra daños a terceros; la cifra cae, principalmente por la falta de obligatoriedad para quienes matriculan en el Estado de México, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

Más robos

A pesar de que en México se privilegia el aseguramiento de la unidad, la tasa de robos es más elevada que el país europeo.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) informó que entre julio del 2016 y junio de este año hubo 81 mil 125 robos de vehículos.

Mientras que España, según las estadísticas del Ministerio del Interior, al año se roban 40 mil vehículos.

Las cifra de robos del último año en México es 32% mayor a la que se registró en el mismo periodo entre el 2014 y el 2015, cuando se reportaron 61,235 automóviles robados.

Se trata de la segunda cifra más alta para un periodo similar, ya que entre junio del 2011 y julio del 2012 se robaron 82,315 vehículos asegurados.

Comentarios