“¡Quémenlos, mátenlos!” Por esta razón celebramos linchamientos de criminales

Foto: Archivo

Para prevenir linchamientos se debe trabajar con los jóvenes porque están expuestos y susceptibles a la desinformación y al uso excesivo de redes sociales.

La historia parece la misma en estos casos: una confusión, un mal entendido, un ‘me dio mala espina’, ‘fake news’ o rumores, alguna vivencia reciente de algún ilícito, violencia, inseguridad, falta de credibilidad de las autoridades y gritos de incitación para tener como resultado un ‘linchamiento’.

‘Agárrenlo que es ratero’, ‘échénle gasolina’, ‘desvístanlo’, ‘denle en su madre’, ‘una señora dice que él fue’, ‘se pasan de verga’, ‘para que no vuelva a robar’, ‘una rata menos’, etc. Son sólo algunas de las frases que se escuchan cuando un grupo de personas, víctimas de algún ilícito, llamen a otras a hacerse justicia por propia mano ante la falta de seguridad.

Te sugerimos: [IMÁGENES] Policía evita linchamiento en Álvaro Obregón; criminal intentaba robar tanque de gas

Incitar al linchamiento

¿Por qué las personas incitan al linchamiento?, y una vez logrado el cometido, porque la policía no llegó o fue rebasada por los habitantes, ¿por qué celebramos la muerte de los supuesto ladrones, secuestradores, violadores o ‘roba chicos’?

Inclusive, en redes sociales, cuando alguien comparte un video sobre alguien a punto de ser linchado, sugiere en sus comentarios que lleva acabo el ilícito; comentario favorecido por el anonimato y distancia.

Para Elisa Godínez Pérez, doctora en Ciencias Antropológicas por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Iztapalapa, considera que los ‘espectadores’ de un linchamiento “celebra o se regocija de la muerte de supuestos delincuentes porque lo ve de lejos y sin responsabilidad, (por ello) cree que puede decir cosas sin consecuencias”.

De igual forma, dice la especialista en ‘violencia y justicia por propia mano’, hay otro sector de la sociedad que condena el linchamiento pero desde parámetros racistas y clasistas, y llama ‘salvajes’ o ‘bestias’ a quienes los llevan acabo.

¿Y los medios?

En entrevista para El Big Data Mx, la especialista encuentra que entre los habitantes prevalecen relatos de hartazgo e impotencia, de enojo y de ánimo de “dar un merecido”, especialmente ante una situación de inseguridad que no es atendida por las autoridades, por ello la gente está dispuesta a hacer ‘cosas malas’ cuando perciben cotidianamente que el hacer las cosas bien no sólo no les garantiza vivir seguros sino que incluso los pone en riesgo.

En cuanto al papel que juegan los medios de comunicación, la especialista expone que éstos no han entendido la diferencia entre ‘informar’ y ‘reproducir’ ésta y otras formas de violencia.

“No se trata de que los medios no reporten estos hechos u otros con alto grado de violencia explícita, sino de que estarían obligados a proporcionar desde advertencias acerca de lo fuerte de las imágenes, hasta más elementos para su comprensión y análisis, cosa que prácticamente nunca hacen”.

Te sugerimos: ¡Habitantes justicieros! Estos son los 5 estados en donde más se lincha a ‘delincuentes’

Informe Especial Sobre los Linchamientos en el Territorio Nacional

El 22 de mayo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, presentaron el ‘Informe Especial Sobre los Linchamientos en el Territorio Nacional’, el cual arrojó que de 2015 a 2018 se presentaron, al menos, 336 casos de linchamiento los cuales dejaron 561 víctimas; se terminó con la vida de 121 y 440 personas lograron ser rescatas.

También, los resultados revelaron que en las 32 entidades del país se han registrado al menos un acto de linchamiento en ese periodo, pero son cinco los estados con mayores índices:

  • Estado de México, con 102 casos
  • Puebla, con 85;
  • Ciudad de México, 44;
  • Tabasco, 42;
  • e Hidalgo, con 20 actos de este tipo de violencia

Te sugerimos: ‘Justicieros’ desnudan e intentan linchar a supuesto ladrón

¿Por qué al sur-sureste?

¿Por qué se concentraron más casos en estos cinco estados, todos las sur-sureste del país? La también becaria posdoctoral del IIS, explica que esto obedece a diversos factores:

  • altos niveles de conflictividad en contextos urbanos
  • crecimiento desordenado de ciudades con procesos de despojo de territorios y recursos naturales
  • diversas manifestaciones de crimen organizado
  • múltiples violencias y debilitamiento de lazos comunitarios, entre otros.

En estos lugares, “los distintos gobiernos han sido selectivamente omisos en su obligación de garantizar seguridad”, advierte la doctora.

Finalmente, Elisa Godínez considera que está bien hacer diagnósticos y numeralia, pero ya es tiempo de pasar a la prevención con trabajo de pedagogía social y digital en los lugares con más incidencia de linchamientos, e invita a las instituciones a trabajar con la población joven porque es la que está más expuesta y susceptible a la desinformación y el uso excesivo de redes sociales.

“Los linchamientos nos colocan crudamente ante nuestra realidad humana, tan contradictoria”, reflexiona finalmente la también politóloga.

Te puede interesar:

En Jalisco alertan sobre un brote infeccioso conocido como ITS en 9 hospitales

AMLO acuerda con el SNTE transparentar asignación de plazas magisteriales

Alertan crisis humanitaria en Chiapas: comunidades son desplazadas por el crimen org

LG

TE INTERESA