Propone el PT nueva licitación que contemple mantenimiento para el NAIM

Los 113 mil millones de pesos para su construcción son insuficientes ya que no consideran los requerimientos para evitar hundimientos del subsuelo.

El diputado del Partido del Trabajo (PT), Benjamín Robles, propuso que se abra un nuevo proceso de licitación para las obras que están pendientes para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), ya que las planificadas no contemplan el mantenimiento que las instalaciones requerirán.

Leer más: Expertos consultados por AMLO a favor de seguir obras del aeropuerto en Texcoco

Robles señaló que este proceso buscaría proteger la inversión de 113 mil millones de pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que se tiene contemplada para continuar los trabajos.

“Esto hace que la viabilidad financiera del proyecto pueda ponerse en riesgo. El subsuelo rocoso del nuevo aeropuerto se ubica a profundidades de entre 20 y 60 metros. El proyecto requiere de 5,000 pilotes, a los cuales hay que hacerles drenaje vertical, ya que en algunas zonas el suelo tiene de 30% a 60% de humedad y la duración de dichos pilotes será de 7 a 12 meses, debido a la salinidad del suelo”, indicó el legislador del PT.

Te sugerimos: Reinician clases en mayoría de escuelas y facultades de la UNAM

Robles también apuntó que las variaciones en el costo de la obra generan incertidumbre en el contexto de la discusión sobre continuar el proyecto que ya está en marcha en Texcoco o cancelarlo y optar por construir un aeropuerto en la Base Militar de Santa Lucía, como propuso el equipo del presidente electo.

De acuerdo con el diputado federal al inicio de 2016, la SHCP detalló un costo autorizado 104 mil 396 millones de pesos, el cual modificó para finales de ese año a 180 mil 122 millones de pesos, un incremento del 72.5%. Para 2018, el costo se estimó en más de 113 mil millones de pesos.

Aunque Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) ha asegurado que las líneas de crédito que respaldan prácticamente 70% del monto total de la inversión no representan deuda pública, pues están respaldadas por el cobro de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA), Robles aseguró que esto es únicamente “una fachada”.

“Si los costos del proyecto son inciertos por el mantenimiento continuo que se le tendrá que dar a las pistas, terminales y demás instalaciones por la calidad del suelo, los flujos netos proyectados no serán suficientes para cubrir los compromisos de deuda, por lo que el NAIM puede convertirse en el siguiente proyecto que tenga que ser rescatado por el Estado”, dijo.

Consideró que tendrán que ser los inversionistas privados quienes clarifiquen las incertidumbres que el proyecto de Texcoco ha generado y respaldar la versión de GACM de que el proyecto es viable.

Te puede interesar: 

Revelan identidad de ‘porros’ detenidos por ataque en Rectoría; no están en lista de expulsados

Disfruta de funciones de cine por sólo $20 pesos en Cinépolis y Cinemex

Hombre es discriminado al momento de comprar un par de maquinas en tienda de Nespresso

TE INTERESA